This content is not available in your region

Lituania prolonga el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Lituania prolonga el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia
Lituania prolonga el estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

VILNA, 7 dic – El Parlamento de Lituania prorrogó el martes hasta el 15 de enero el estado de emergencia en su frontera con Bielorrusia y en los campamentos que acogen a los inmigrantes procedentes de territorio bielorruso.

Los Estados miembros de la Unión Europea acusan a Bielorrusia de animar a personas procedentes de Oriente Próximo, Afganistán y África a cruzar sus fronteras con el bloque en represalia por las sanciones impuestas a Minsk por abusos de los derechos humanos.

El estado de emergencia de Lituania, vigente desde el 9 de noviembre, cuando cientos de migrantes acamparon a lo largo de la frontera bielorrusa con Polonia, permite a los guardias fronterizos utilizar la “coacción mental” y la “violencia física proporcional” para impedir los accesos irregulares a Lituania.

La primera ministra lituana, Ingrida Simonyte, dijo ante el Parlamento nacional que el número de personas que intentan cruzar la frontera ha disminuido.

El Ministerio del Interior lituano dijo la semana pasada que había unos 10.000 migrantes en situación irregular en Bielorrusia. Hasta que sean devueltos a sus países de origen, existe el riesgo de que sean enviados hacia Lituania, dijo.

El estado de emergencia de Lituania permite a su guardia fronteriza prohibir todos los viajes a menos de 10 km (seis millas) de la frontera con Bielorrusia. Asimismo, permite la retirada de teléfonos móviles a los migrantes y la prohibición de las reuniones públicas cerca de la frontera y en los campamentos.

El Gobierno retiró el martes su propuesta de declarar el estado de emergencia en la frontera lituana con Polonia, para detener a los contrabandistas que transportan a los migrantes a Alemania a través de suelo polaco, tras el rechazo de los legisladores que calificaron la medida de excesiva.