This content is not available in your region

Muertes por COVID-19 en Estados Unidos alcanzan las 800.000

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Muertes por COVID-19 en Estados Unidos alcanzan las 800.000
Muertes por COVID-19 en Estados Unidos alcanzan las 800.000   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Roshan Abraham y Aparupa Mazumder

12 dic – Estados Unidos alcanzó el domingo las 800.000 muertes relacionadas con el coronavirus, según un recuento de Reuters, mientras el país se prepara para un posible aumento de las infecciones debido al clima más frío y la variante ómicron del virus, altamente transmisible.

Este hito significa que el número de víctimas mortales de este virus en Estados Unidos supera ya a toda la población de Dakota del Norte.

Incluso con vacunas amplia y gratuitamente disponibles, el país ha perdido más vidas por el virus este año que en 2020 debido a la variante delta, más contagiosa, y a que la gente se niega a inmunizarse contra el COVID-19.

Desde el comienzo del año, más de 450.000 personas en el país han muerto tras contraer el COVID-19, es decir, el 57% de todas las muertes de Estados Unidos por la enfermedad desde que comenzó la pandemia.

Las muertes de este año se produjeron sobre todo en pacientes no vacunados, según los expertos sanitarios. Las muertes han aumentado a pesar de los avances en la atención a los pacientes de COVID y las nuevas opciones de tratamiento, como los anticuerpos monoclonales.

Se necesitaron 111 días para que las muertes en Estados Unidos pasaran de 600.000 a 700.000, según el análisis de Reuters. Las siguientes 100.000 muertes tardaron sólo 73 días.

Otros países han perdido muchas menos vidas per cápita en los últimos 11 meses, según el análisis de Reuters.

Entre las naciones más ricas del Grupo de los Siete (G7), Estados Unidos ocupa el peor lugar en cuanto a muertes per cápita por COVID-19 entre el 1 de enero y el 30 de noviembre, según el análisis de Reuters.

La tasa de mortalidad en Estados Unidos fue más de tres veces superior a la del país vecino, Canadá, y 11 veces superior a la de Japón.

Incluso cuando se compara a Estados Unidos con un conjunto más amplio de países ricos con acceso a las vacunas, se sitúa cerca de los últimos puestos. Entre los 38 miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), estados Unidos está en el lugar 30. Sólo Hungría, Eslovaquia, República Checa, Lituania, Letonia Colombia, Polonia y Eslovenia tenían más muertes por COVID-19 per cápita. Nueva Zelanda es el país con menos muertes.

En comparación con la Unión Europea, Estados Unidos tiene 1,3 veces más muertes per cápita notificadas en los últimos 11 meses que todo el bloque.

Entre los más de 200 países y territorios analizados por Reuters, Estados Unidos ocupa el puesto 36.

Según el recuento de Reuters, Estados Unidos es el país con el mayor número de muertes por COVID-19 notificadas en el mundo, seguido de Brasil e India. Con sólo el 4% de la población mundial, el país representa alrededor del 14% de todas las muertes por COVID-19 notificadas y el 19% de los casos en todo el mundo. El país va a superar pronto los 50 millones de casos.

Los nuevos contagios en Estados Unidos alcanzaban una media de unos 120.000 al día, siendo Michigan el estado que más casos aportaba al día. Los pacientes de COVID-19 llenaban los hospitales de Michigan a niveles récord, y tres de cada cuatro no estaban vacunados, según la Michigan Health & Hospital Association https://www.michigan.gov/coronavirus/0,9753,7-406-98158-573284--,00.html .

Los científicos están evaluando todavía el impacto de la nueva variante ómicron y si las vacunas podrían proporcionar una protección adecuada contra ella. La variante delta sigue siendo la versión dominante del virus en Estados Unidos. 

Aproximadamente el 60% de la población estadounidense se ha vacunado completamente contra el COVID-19, según datos de los CDC.