This content is not available in your region

Revuelta conservadora contra restricciones del COVID asesta duro golpe a Boris Johnson

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Revuelta conservadora contra restricciones del COVID asesta duro golpe a Boris Johnson
Revuelta conservadora contra restricciones del COVID asesta duro golpe a Boris Johnson   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Elizabeth Piper y Kylie MacLellan

LONDRES, 13 dic – Casi 100 legisladores conservadores votaron el martes en contra de algunas de las nuevas restricciones por el coronavirus, asestando un golpe embarazoso al primer ministro británico, Boris Johnson, que promovió la necesidad de las medidas para frenar la propagación de la nueva variante ómicron.

Después de un día de frenético y fallido cabildeo, Johnson enfrentó la mayor rebelión contra su Gobierno hasta la fecha por parte de su partido sobre algunas de las medidas, que incluían ordenar a la gente que llevara mascarillas en lugares públicos y que use pases para el COVID-19 en algunos lugares.

Las medidas fueron aprobadas gracias, en gran medida, al opositor Partido Laborista, pero la revuelta aumenta la presión sobre Johnson, que ya está en el punto de mira por escándalos como fiestas en su despacho el año pasado cuando Gran Bretaña estaba bajo confinamiento y una costosa reforma de su apartamento.

Muchos de sus legisladores dicen que algunas restricciones son draconianas, y varios cuestionan la introducción de un certificado de vacunación o una prueba de COVID-19 negativa para entrar en algunos locales, como los clubes nocturnos. Unos 98 conservadores se opusieron a los pases, un número de rebeldes mucho mayor del que se esperaba.

Otros aprovecharon las votaciones para desahogar su ira contra Johnson, pues consideran que el hombre que ayudó a los conservadores a obtener una amplia mayoría en las elecciones de 2019 está dilapidando el éxito del partido con errores y meteduras de pata.

Pero, a pesar de los rumores de descontento, los conocedores del Partido Conservador dicen que no hay suficiente oposición contra Johnson para desalojarlo ahora, aunque esperan que el voto sea una “llamada de atención” para que el primer ministro haga ajustes a sus prioridades.

Gran Bretaña informó el martes de 59.610 nuevos contagios de COVID-19, la cifra más alta desde principios de enero y la quinta más alta registrada desde el estallido de la pandemia en marzo del año pasado.