This content is not available in your region

El ejército polaco rescata inmigrantes de un pantano helado

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El ejército polaco rescata inmigrantes de un pantano helado
El ejército polaco rescata inmigrantes de un pantano helado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

VARSOVIA, 15 dic – Cuatro inmigrantes procedentes de Siria e Irak fueron rescatados a última hora del martes de un pantano en Polonia, cerca de la frontera con Bielorrusia, en una operación a vida o muerte, con condiciones invernales muy duras, dijeron los servicios de seguridad.

Aunque el número de inmigrantes que intentan cruzar a la Unión Europea desde Bielorrusia ha disminuido en las últimas semanas, los activistas de derechos humanos están cada vez más alarmados por los peligros a los que se enfrentan los que todavía intentan cruzar a temperaturas bajo cero.

La Unión Europea acusa a Bielorrusia de haber creado una crisis migratoria en su frontera oriental para responder a las sanciones, pero Minsk lo niega.

“Estaban en un lugar donde era difícil llegar a ellos porque era una zona pantanosa”, dijo la portavoz de la Guardia Fronteriza, Anna Michalska. “El Cuerpo de Bomberos vino con su equipo especial y… sacamos a los inmigrantes a tierra firme”.

Además del Cuerpo de Bomberos, el Ejército de Tierra también participó en el rescate. El grupo de tres hombres y una mujer había sido localizado por drones militares de reconocimiento.

“Debido a las bajas temperaturas (…) la operación de rescate fue una lucha por su salud y su vida”, dijo el Ejército Territorial en un comunicado, añadiendo que los inmigrantes fueron secados y envueltos en mantas térmicas antes de ser llevados al hospital.

La ONG para refugiados Ocalenie Foundation dijo el martes que los inmigrantes se habían puesto en contacto con ellos, diciendo que estaban en problemas, y que habían transmitido esta información a los servicios de seguridad.

Polonia ha recibido críticas de los defensores de los derechos humanos, que afirman que está negando a los inmigrantes su derecho a solicitar asilo al empujarlos de vuelta a territorio bielorruso, sometiéndolos a peligros potencialmente mortales a medida que baja la temperatura.

Polonia rechaza estas críticas, diciendo que los inmigrantes son responsabilidad de Bielorrusia y que sus ofertas de ayuda humanitaria han sido rechazadas.