This content is not available in your region

Kim Jong Un celebra el décimo aniversario de la muerte de su padre

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Kim Jong Un celebra el décimo aniversario de la muerte de su padre
Kim Jong Un celebra el décimo aniversario de la muerte de su padre   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Josh Smith

SEÚL, 17 dic – El líder norcoreano Kim Jong Un conmemoró el viernes el décimo aniversario de la muerte de su padre y predecesor, asistiendo a una ceremonia con altos cargos en un palacio donde su cuerpo yace de cuerpo presente, mientras la gente en todo el país celebraba conmemoraciones.

Kim Jong Il, el segundo de la dinastía de la familia Kim, gobernó Corea del Norte durante 17 años hasta su muerte el 17 de diciembre de 2011. Los medios de comunicación estatales de entonces no informaron de su muerte hasta dos días después.

El viernes, las emisiones de la televisión estatal mostraron a la gente guardando varios momentos de silencio e inclinándose ante retratos y estatuas de Kim Jong Il. Otras imágenes mostraban el sonido de sirenas antiaéreas y bocinas de coches.

Su hijo, el líder Kim Jong Un, fue mostrado con cientos de altos cargos en una ceremonia fuera del Palacio del Sol Kumsusan en la capital, Pionyang, donde los cuerpos de Kim Jong Il y su padre, el líder fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, yacen bajo vidrio.

Los periódicos todos ellos estrictamente controlados por el Gobierno norcoreano publicaron artículos en los que se elogiaba a Kim Jong Un.

Bajo el mandato de Kim Jong Il, Corea del Norte sufrió una hambruna generalizada en la década de 1990 y, al llegar al poder, su hijo prometió que los ciudadanos no tendrían que apretarse el cinturón nunca más.

Sin embargo, tras diez años de Gobierno, Kim Jong Un se enfrenta a una situación generalizada de problemas económicos, provocada por las sanciones internacionales impuestas por los programas de armas nucleares y misiles de Corea del Norte, los desastres naturales y los cierres fronterizos antipandémicos autoimpuestos, que han reducido el comercio a la mínima expresión.