This content is not available in your region

Los migrantes acampados en Bielorrusia aún tienen la esperanza de llegar a la UE

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los migrantes acampados en Bielorrusia aún tienen la esperanza de llegar a la UE
Los migrantes acampados en Bielorrusia aún tienen la esperanza de llegar a la UE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Lev Sergeev y Maxim Shemetov

BRUZGI, BIELORRUSIA, 24 dic – Durmiendo en colchones en el interior de un almacén bielorruso, cientos de personas procedentes de Oriente Próximo siguen aferrándose a la esperanza de un futuro en Europa occidental cuando el año llega a su fin.

Las casi 600 personas, procedentes de países como Irak, Turquía, Irán y Siria, se encuentran entre los miles de migrantes que volaron a Bielorrusia este año para intentar cruzar la boscosa frontera con Polonia.

La Unión Europea afirma que Bielorrusia los animó a venir y luego los empujó hacia la frontera en un intento deliberado de desestabilizar su frontera oriental. Bielorrusia niega haber orquestado la crisis y su veterano presidente, Alexander Lukashenko, ha dicho que son los propios migrantes quienes deben decidir si quieren dirigirse hacie el oeste o regresar a sus países de origen.

El personal y los voluntarios de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas están trabajando para registrar a las personas dispuestas a regresar a sus países. Pero algunos son reacios, tras haber gastado miles de dólares para llegar hasta donde están.

Un sirio que se identificó como Yemen Jndali dijo a Reuters: “Mis planes son quedarme, porque no puedo ir al bosque ni volver a Siria. Siria no es nada. No tengo nada. Ni casa, ni escuela, ni trabajo: no tengo nada”.

Muchos menores de corta edad se encuentran entre los cientos de personas que pasan el tiempo durmiendo, haciendo cola para conseguir comida, vagando sin rumbo por el enorme almacén o jugando partidos de fútbol sin gran entusiasmo.

Mohamed Refaad, coordinador principal de operaciones de la OIM, dijo que el Gobierno bielorruso, las autoridades locales y la Cruz Roja de Bielorrusia están trabajando para brindar apoyo a los migrantes, si bien todavía se necesita más ayuda con alimentos, refugio y educación para los menores.

“Estamos trabajando para aumentar los esfuerzos y atender todas estas necesidades”, dijo Refaad.

Yuri Karay, asesor del presidente bielorruso, dijo que quienes han rechazado la oferta de vuelos de vuelta a sus países de origen siguen empeñados en llegar a Europa. Si alguno quiere quedarse en Bielorrusia, “debe entender que aquí no hay subsidios de desempleo, así que la gente tiene que trabajar para ganarse la vida”, dijo.

El sirio Jndali dijo que sigue siendo optimista, ya que no cree que se pueda dejar a menores de tan solo un año donde están.

Preguntado por sus posibilidades de llegar al oeste de Europa, dijo: “Creo que hay esperanza”.