This content is not available in your region

Restaurantes de Italia piden ayuda debido a que COVID golpea reservas por Año Nuevo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Restaurantes de Italia piden ayuda debido a que COVID golpea reservas por Año Nuevo
Restaurantes de Italia piden ayuda debido a que COVID golpea reservas por Año Nuevo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

ROMA, 29 dic – Los propietarios de restaurantes y clubes italianos están buscando apoyo urgente del gobierno debido a las cancelaciones de reservas causadas por un aumento en las infecciones por coronavirus, dijeron el miércoles en un comunicado.

El grupo empresarial Fipe-Confcommercio dijo que el creciente número de casos y las normas de cuarentena impuestas a los contactos estrechos de quienes padecen COVID-19 habían provocado cancelaciones del 25% al 30% en las reservas para cenas de Nochevieja.

“Diciembre (…) que por sí solo representa el 10% de los ingresos de los restaurantes, está en gran parte comprometido”, dijeron, pidiendo al gobierno que extienda una moratoria de deuda aplicada por el COVID-19 y un esquema de compensación por despidos para los trabajadores.

Los casos diarios se han disparado esta semana, alcanzando un máximo histórico de 78.313 el martes, en medio de la propagación de la altamente contagiosa variante ómicron.

El primer ministro, Mario Draghi, ha endurecido las normas sobre el COVID-19 para el período de vacaciones, prohibiendo conciertos y espectáculos al aire libre y cerrando las discotecas hasta el 31 de enero.

“Las discotecas y clubes han sido literalmente destruidos sin previo aviso”, dijo Confcommercio.

El virus está asolando varios sectores de la vida pública, incluidos los teatros. La ópera La Scala de Milán se vio obligada a cancelar un ballet programado para esta semana debido a las crecientes infecciones entre los bailarines.

Italia también ha impuesto restricciones a los viajeros, incluidos aquellos de la Unión Europea que necesitan someterse a una prueba de coronavirus antes de su salida, una medida que provocó la ira de los operadores turísticos y propietarios de hoteles.

El ministro de Turismo, Massimo Garavaglia, dijo en un comunicado que está de acuerdo con las preocupaciones sobre el esquema de despidos e instó al Ministerio de Trabajo a actuar rápidamente.

“La propagación de la nueva variante crea el peligro de causar daños sociales, además de perjudicar los ingresos”, dijo.