This content is not available in your region

La 'selva eléctrica' de cables en la que mueren los monos aulladores de Costa Rica

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con AP
euronews_icons_loading
Un mono aullador de 3 meses es sostenido por biólogos en el Centro de Rescate de Fauna Silvestre en Peligro de Extinción de Costa Rica
Un mono aullador de 3 meses es sostenido por biólogos en el Centro de Rescate de Fauna Silvestre en Peligro de Extinción de Costa Rica   -   Derechos de autor  Kent Gilbert/AP

Los postes eléctricos se han convertido en la nueva selva en la que viven los monos aulladores de Costa Rica. Y lo que la componen no son lianas, son cables de alta tensión. La expansión de proyectos turísticos, agrícolas y de vivienda ha ampliado la red eléctrica y la deforestación. Lo que ha hecho que los monos convivan día a día con este peligro mortal.

"Los monos al desplazarse usan sus cuatro patas y el rabo y al transportarse en los cables eléctricos hacen polo entre los dos, polos positivo y negativo y se electrocutan instantaneamente", destaca Patricia Sterman, cofundadora de Salve Monos de Playa de Tamarindo.

Según la ONG costarricense 'Salve Monos', cerca del 80% de los monos que se electrocutan mueren. El resto suelen quedar heridos, huérfanos o son amputados en los centros de rescate. A veces fallecen familias enteras.

"La familia, pues ellos se mueven en tropas, automaticamente quiere ir a defenderlo y cuando lo va a defender muchas veces se electrocutan dos, tres o cuatro monos en el mismo momento", añade Sterman.

Además la masacre puede ser aún mayor si muere un macho alfa.

"Cuando se instaura un nuevo macho alfa , este macho alfa matará toda la cría del macho que se murió porque deberá producir animales con su DNA", apunta la otra cofundadora de la ONG, Simona Daniele.

La organización ecologista teme que se llegue a la terrible cifra de tener que reportar una muerte de un mono cada día y que el mono Congo aullador desaparezca. Por eso reclaman que se incentiven medidas como la construcción de pasarelas, la reforestación o se mejore el cableado.

De momento el mono aullador ya está catalogado como "vulnerable" en la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.