This content is not available in your region

Los precios del gas se disparan en Europa por la escasez de suministros rusos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El gas sigue fluyendo hacia el este a través del gasoducto ruso Yamal
El gas sigue fluyendo hacia el este a través del gasoducto ruso Yamal   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MOSCÚ, 4 ene -Los precios del gas en Europa se dispararon más de un 30% el martes debido a que los bajos suministros de Rusia reavivaron la preocupación por una crisis energética mientras la región se enfrenta a un clima más frío.

Un gasoducto clave que normalmente suministra gas desde Siberia a Europa continuó funcionando en sentido inverso el martes, según dijeron operadores del mercado de energía, enviando flujos desde Alemania a Polonia, mientras que los suministros de gas ruso desde Ucrania a Eslovaquia también eran reducidos.

Las exportaciones rusas de energía han estado en el punto de mira en el contexto del choque del país con Occidente, entre otras cuestiones por sus tensiones con la vecina Ucrania, que está estrechando lazos con la OTAN.

Los flujos de gas a través del gasoducto Yamal-Europa, que suele enviar el gas ruso hacia el oeste de Europa, aumentaron el martes en dirección al este, según datos del operador de la red alemana Gascade, y el gas fluyó de Alemania a Polonia por decimoquinto día consecutivo.

El contrato neerlandés con vencimiento más cercano, que se utiliza como referencia, subía 27,50 euros a 99,50 euros por megavatio hora (MWh) a las 1141 GMT, y el contrato diario subía 30,50 euros a 97,00 euros/MWh.

Las expectativas de temperaturas más frías en Europa contribuyeron a la presión al alza de los precios, pero los bajos flujos de gas ruso eran el principal motor, según un operador.

Europa se encuentra en el centro de una crisis energética desde el año pasado, cuando el levantamiento de las restricciones COVID-19 supuso una enorme demanda de las agotadas existencias de gas natural.

Los precios de referencia se han quintuplicado con creces desde enero de 2021, lo que ha perjudicado a consumidores y a empresas y ha amenazado la recuperación económica.

Algunos diputados de la Unión Europea han acusado a Rusia, que suministra más del 40% del gas natural del bloque, de utilizar la crisis como palanca.

Dicen que Moscú ha restringido los flujos de gas para asegurarse la aprobación de la puesta en marcha del recién construido gasoducto Nord Stream 2, que suministrará gas a Alemania.

Rusia ha negado las acusaciones y afirma que el gasoducto impulsará las exportaciones de gas y ayudará a frenar los precios en Europa. Moscú afirma que está cumpliendo sus obligaciones contractuales de suministro de gas.

El gigante ruso de la energía, Gazprom, declaró el domingo que el año pasado había aumentado sus exportaciones de gas en conjunto, incluidas las de China. Sin embargo, es previsible que no cumpla su objetivo de suministro a Europa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el mes pasado que Alemania estaba revendiendo gas ruso a Polonia y Ucrania en lugar de descongestionar un mercado sobrecalentado, y culpó a los importadores de gas alemanes de la reversión de los flujos y la subida de los precios.

El Gobierno alemán se ha negado a comentar esta afirmación, mientras que los importadores de gas del país no han respondido a las solicitudes de comentarios.

Fuentes del sector y analistas del mercado afirmaron la semana pasada que los operadores de gas recurren a las reservas para abastecer a los compradores europeos y evitar así el pago de precios casi récord por los suministros adicionales.

El martes por la mañana, los volúmenes en dirección este alcanzaron casi 9,9 millones de kilovatios hora (kWh/h) en el punto de medición de Mallnow, en la frontera germano-polaca, según los datos, frente a los 5,8 millones de kWh/h anteriores.

Los resultados de la subasta mostraron que Gazprom no ha reservado capacidad de tránsito de gas para el martes para la exportación a través del gasoducto, que representa aproximadamente una sexta parte de las exportaciones anuales normales de gas de Rusia a Europa y Turquía.