This content is not available in your region

Seguidores de Djokovic protestan frente al hotel donde se encuentra recluido en Melbourne

Access to the comments Comentarios
Por Raúl Sánchez
euronews_icons_loading
Seguidores de Djokovic protestan frente al hotel donde se encuentra recluido en Melbourne
Derechos de autor  Hamish Blair/AP

Más de un centenar de simpatizantes del tenista serbio Novak Djokovic protestaron frente al hotel de la ciudad de Melbourne donde se encuentra recluido desde la víspera el número uno del mundo.

Mientras los manifestantes serbios ondeaban banderas de su país, otros activistas antivacunas también expresaron su apoyo a Djokovic, quien espera que el lunes un tribunal australiano se pronuncie sobre su deportación después de que las autoridades revocaran su visado por no estar vacunado contra la covid-19. 

"En mi opinión, el mundo ya ha sufrido lo suficiente como para no seguir las normas”
Rafael Nadal
Tenista español

"Después de Nikola Tesla, [Djokovic] es probablemente el serbio más importante. Representa a nuestro país y creemos que lo representa con amor y con verdaderos valores serbios", explica un aficionado. "De alguna manera, se le está castigando. Solo quiero mostrarle mi apoyo”, añade otro seguidor del tenista serbio.

Pero, dentro del mundo del tenis hay opiniones divididas. "No quiero tener o dar una opinión sin tener toda la información. Lo único claro para mí es que si estás vacunado, puedes jugar en el Abierto de Australia y en todas partes del mundo. En mi opinión, el mundo ya ha sufrido lo suficiente como para no seguir las normas”, señaló el tenista español Rafael Nadal.

Por su parte, la ministra australiana de Interior, Karen Andrews, afirmó que Djokovic no está cautivo y que es libre de salir en cualquier momento en el que decida hacerlo del hotel para regresar cuando quiera a su país de origen.

Esta afirmación se produce después de que el Ministerio serbio de Exteriores presentara el jueves una protesta formal ante el embajador de Australia en Serbia por el "trato indecente" que, según las autoridades del país balcánico, está recibiendo el tenista en Melbourne.