This content is not available in your region

EEUU destina 1.000 trabajadores sanitarios del ejército a hospitales -Casa Blanca

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU destina 1.000 trabajadores sanitarios del ejército a hospitales -Casa Blanca
EEUU destina 1.000 trabajadores sanitarios del ejército a hospitales -Casa Blanca   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Susan Heavey

WASHINGTON, 13 ene – Otros 1.000 trabajadores sanitarios militares se desplegarán en seis estados de Estados Unidos para ayudar a los hospitales desbordados por el aumento de los casos de COVID-19 relacionados con ómicron, según informó el jueves la Casa Blanca.

Equipos de entre siete y 25 médicos, enfermeras y otro personal militar comenzarán a llegar a Michigan, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Ohio y Rhode Island la próxima semana para apoyar a las salas de emergencia y permitir que el personal de los hospitales continúe con otras labores, dijo un responsable de la Casa Blanca.

Está previsto que Biden se refiriera a la respuesta de su Administración al COVID-19 a las 10:30 a.m. ET (1530 GMT) junto con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, y la administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, Deanne Criswell.

“La petición número uno sigue siendo la dotación de personal”, dijo Criswell a la CNN, añadiendo que otros estados probablemente necesitarán refuerzos de militares y otros médicos y enfermeras federales para ayudar con el COVID-19 y otros cuidados mientras la ola de ómicron recorre el país.

La Administración de Biden ha desplegado equipos federales de refuerzo desde julio para luchar contra la variante delta de COVID-19. En diciembre, Biden ordenó a Austin que preparara otros 1.000 sanitarios y envió más de 100 efectivos médicos federales a Arizona, Indiana, Michigan, New Hampshire, Vermont y Wisconsin.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en Estados Unidos alcanzaron un récord esta semana tras aumentar de forma constante desde finales de diciembre, según un recuento de Reuters, mientras ómicron superaba a delta como variante dominante.

Cálculos de Reuters mostraron que en Estados Unidos hubo una media de 133.871 personas hospitalizadas por COVID durante la semana pasada.

El aumento ha puesto a prueba los sistemas de salud y ha obligado a varios estados a posponer cirugías electivas. Ómicron no solo aumenta el número de casos, sino que también provoca bajas entre el personal sanitario debido a infecciones de COVID o a aislamientos por exposición al virus.