This content is not available in your region

El ministro de Inmigración australiano cancela de nuevo el visado de Djokovic

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AP
euronews_icons_loading
El ministro de Inmigración australiano cancela de nuevo el visado de Djokovic
Derechos de autor  Mark Baker/Associated Press.

El ministro de Inmigración de Australia hace uso de su discreción ministerial para cancelar de nuevo el visado de Novak Djokovic. La decisión de Alex Hawke da paso al proceso de deportación del tenista número uno del mundo. Si Djokovic es deportado se enfrentaría a 3 años de prohibición de entrada al país.

Es la segunda vez que se le suspende el visado después de que las autoridades australianas le retiraran el pasaporte por no estar vacunado ni presentar una exención médica válida.

Novak Djokovic pasó cuatro noches en un hotel antes de que un juez australiano anulara la primera revocación. Tras la cual el tenista admitió errores. Señaló que declaró falsamente a las autoridades australianas que no había viajado en los últimos 14 días o que realizó una entrevista con un diario francés cuando sabía que estaba enfermo de COVID-19.

Los abogados de Djokovic podrán apelar la cancelación ante los tribunales como ya hicieron la primera vez, lo que deja en el aire la participación del tenista en el Abierto de Australia que comienza el próximo lunes.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, justificó este viernes la cancelación del visado del tenista serbio Novak Djokovic y recordó los "sacrificios" hechos por sus compatriotas durante la pandemia.

"Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia, y esperan con razón que el resultado de esos sacrificios sea protegido", dijo Morrison en un comunicado, en el que subrayó que las "sólidas políticas de protección fronteriza han mantenido a los australianos a salvo, antes de la covid y actualmente durante la pandemia".

En este mismo comunicado, el ministro de Inmigración explicó que se han sopesado los errores e inconsistencias en la declaración que hizo Djokovic para entrar a Australia, así como por contravenir las directrices de aislamiento por Covid-19 en Serbia, entre otros asuntos. Además, añadió que no hará más comentarios acerca del proceso legal en curso sobre el caso Djokovic.

Las palabras de Morrison se producen poco después de que su ministro de Inmigración, Alex Hawke, se valiera de los poderes especiales concedidos por la Ley de Inmigración de Australia para cancelar el visado de la raqueta número uno del mundo por motivos sanitarios y del mantenimiento del orden con el fin de defender los intereses públicos.

Las inconsistencias a las que se refería el ministro de Inmigración tienen que ver con la delcaración que hizo Djokovic en su visado asegurando que no había viajado en los últimos 14 días previos a la entrada en el país. Vídeos del tenista en redes sociales han podido confirmar que viajó de Serbia a España, mientras que en su país de origen concedió una entrevista a un medio francés sabiendo que era positivo de la covid-19 y saltándose el aislamiento al que estaba obligado por las normas en su país.