This content is not available in your region

Japón extenderá restricciones a más regiones ante el récord de infecciones por ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Japón extenderá restricciones a más regiones ante el récord de infecciones por ómicron
Japón extenderá restricciones a más regiones ante el récord de infecciones por ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

TOKIO, 19 ene – Japón se disponía a ampliar el miércoles sus restricciones frente al COVID-19 a la capital, Tokio, y a una docena de regiones que abarcan la mitad de la población, ya que la variante ómicron del coronavirus está provocando un número récord de nuevas infecciones.

Las medidas, que ya están en vigor en tres regiones, se aplicarán a partir del viernes y hasta el 13 de febrero, y se espera que sean aprobadas por el primer ministro tras obtener el visto bueno de un grupo de expertos.

Las medidas de cuasi-emergencia, como se denominan, permiten a los gobernadores locales limitar la movilidad y las actividades de los comercios, acortando el horario de funcionamiento de bares y restaurantes, y prohibiendo la venta de alcohol.

“Aunque las medidas no serán tan efectivas como cuando las cifras eran menores, creo que todavía pueden mitigar las cosas”, dijo Gautam Deshpande, médico del Hospital Internacional St.

“De momento, el potro no se ha desbocado del todo”.

Japón sumó más de 32.000 nuevos contagios de COVID-19 el martes, según un recuento de la cadena nacional NHK, superando el máximo de agosto, poco después de que Tokio fuera sede de los Juegos Olímpicos de Verano.

Tokio estableció un récord diario el miércoles con 7.377 nuevas infecciones, al igual que la prefectura occidental de Osaka, con más de 6.000.

Aunque ómicron es más infeccioso que las variantes anteriores, parece causar una enfermedad menos grave, pero los expertos en salud pública siguen preocupados por la posibilidad de que una oleada de casos de este tipo pueda saturar el sistema sanitario.

Japón ha declarado el estado de emergencia en cuatro ocasiones durante la pandemia, y ha vacunado a cerca del 80% de su población de 126 millones de personas, aunque su programa de dosis de refuerzo sólo ha llegado al 1,2%.