This content is not available in your region

El FMI reduce medio punto sus previsiones de crecimiento mundial para 2022 hasta el 4,4%

Access to the comments Comentarios
Por Oleksandra Vakulina  & Euronews en español
euronews_icons_loading
El FMI reduce medio punto sus previsiones de crecimiento mundial para 2022 hasta el 4,4%
Derechos de autor  Andrew Harnik/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

El Fondo Monetario internacional rebaja sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2022. Cita como causas la expansión de la nueva variante Ómicron de COVID, el aumento de los precios de la energía, el repunte de la inflación y, sobre todo, la caída de las expectativas de los dos grandes motores del planeta, Estados Unidos y China.

Aumento de muertes por COVID

"Al comienzo del tercer año de pandemia la cifra mundial de muertes ha subido hasta los cinco millones y medio", comentaba la jefa de investigación del FMI Gita Gopinath. "Se calcula que las pérdidas económicas se acercarán a los 13,8 billones de dólares a lo largo de 2024 en relación a las previsiones prepandémicas".

El FMI calcula que el crecimiento mundial se reducirá del 5,9% de 2021 al 4,4% en 2022, medio punto menos para este año que las previsiones realizadas el pasado octubre.

Y menos crecimiento en la zona euro

También recorta sus estimaciones para la zona euro en un 0,4%, situándolas en un 3,9% para 2022. Prevé que el crecimiento en este entorno se ralentizará hasta el 2,5% en 2023.

Para el año que viene, prevé un crecimiento mundial del 3,8%, dos décimas por encima de la anterior estimación. Aunque este dato dependerá de que el número de vacunados mejore en todo el mundo y que no se produzcan nuevas crisis sanitarias durante 2022.

Reducción del 'efecto Ómicron'

"Las últimas previsiones mundiales del FMI anticipan que mientras la variante Ómicron pesará en la actividad durante el primer trimestre de este año, este efecto comenzará a desaparecer en el segundo trimestre", continúa Gopinath.

Respecto a España, la entidad mantiene su previsión de crecimiento en el 5,8% para este año, un porcentaje muy superior al de la media de la zona euro y a la de países como Alemania o Francia. Aunque es necesario recordar el desplome del PIB de casi el 11% en 2020 y el crecimiento del 4,9% en 2021, por detrás de estos Estados miembro.