This content is not available in your region

Muchos portugueses temen que a pesar del descontento todo seguirá igual tras las elecciones

Access to the comments Comentarios
Por Ana Serapicos
euronews_icons_loading
Muchos portugueses temen que a pesar del descontento todo seguirá igual tras las elecciones
Derechos de autor  euronews

Es una mañana normal para esta familia.

Ana estudió derecho, aunque ahora no trabaja. Ricardo ingeniería electrotécnica y ejerce como consultor informático. Viven en Barreiro, a las afueras de Lisboa. Tienen dos hijos. El pequeño combina el baloncesto con la academia de jazz.

'No se ha hecho nada en cuestiones sociales'

La música es bien diferente en el parlamento portugués, disuelto después de que los presupuestos no consiguieran ser aprobados.

En medio de la pandemia, los portugueses tienen que elegir otro Gobierno.

Ana y Ricardo desean un gran cambio para el país.

"Se podia ver que había mucha miseria, mucha miseria", comenta Ana Antunes. "Podemos ver ahora que se ha hecho poco o nada en cuestiones sociales en nuestro país".

"La gente se siente decepcionada porque cree que este Gobierno no fue capaz de dar las respuestas que era preciso dar", puntualiza Ricardo Machado.

"Al principio hasta podíamos decir: nadie estaba preparado", admite Ana. "Pero dos años después seguimos percibiendo que hay médicos sin buenas condiciones laborales, que los centros de salud siguen sin estar operativos".

¿Y un acuerdo de Costa con la derecha?

Aunque se trata de una opinion muy extendida, ellos creen que las elecciones no van a cambiar nada.

"Creo que el Partido Socialista ganará pero que esta vez António Costa tiene que llegar a un acuerdo con los partidos de derecha", dice Ricardo.

En este café opinan lo mismo.

"Creo que todo seguirá más o menos igual", pronostica Veríssimo Morais, propietario de un restaurante.

Los comercios entraron en crisis, especialmente en el centro de Lisboa, donde los turistas inundaban las calles antes de la pandemia.

'Treinta años de trabajo y dos para olvidar'

"Treinta años de trabajo y dos para olvidar", sentencia António Sousa, dueño de un restaurante histórico.

António Sousa no tiene tiempo para pausas, ahora espera a clientes que no aparecen. Asegura que Portugal necesita impuestos más bajos.

"Creo que el dinero está mal gestionado", lamenta Sousa. "Tenemos una sobrecarga fiscal enorme. Somos pobres, deberíamos pagar menos impuestos".

"Creo que sí porque la gente ya está sintiendo la pobreza", responde a la pregunta de si cree que las cosas cambiarán.

"Las dificultades económicas se reflejan en las calles portuguesas. La gente está decepcionada con lo ocurrido en los dos últimos años. Hay quienes quieren un cambio en el Gobierno, pero también creen que después de las elecciones todo seguirá igual", asegura desde Lisboa la periodista de Euronews Ana Serapicos.