This content is not available in your region

Ghana multa a la española Maxam por la explosión de un camión que mató a 13 personas

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ghana multa a la española Maxam por la explosión de un camión que mató a 13 personas
Ghana multa a la española Maxam por la explosión de un camión que mató a 13 personas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

ACRA, 8 feb -La empresa española a cargo de un camión que explotó y mató a 13 personas el mes pasado cuando se dirigía a una mina de oro en el oeste de Ghana infringió las leyes de almacenamiento y transporte, por lo que ha sido multada con 6 millones de dólares, según informó el martes el Ministerio de Tierras ghanés.

El camión, propiedad de la empresa Maxam, con sede en Madrid, transportaba explosivos a la mina de oro de Chirano, gestionada por Kinross Gold Corporation, con sede en Toronto, cuando chocó con una motocicleta, se incendió y explotó, arrasando un pueblo junto a la carretera e hiriendo al menos a 100 personas.

En su primer comunicado desde el incidente ocurrido el 21 de enero, Maxam negó su responsabilidad en lo ocurrido, culpando a un contratista local.

“El Ministerio ha comprobado que Maxam ha incumplido la normativa sobre la fabricación, el almacenamiento y el transporte de explosivos”, dijo el Ministerio de Tierras y Recursos Naturales de Ghana en un comunicado.

El ministerio no proporcionó detalles concretos sobre qué leyes se infringieron o cómo contribuyeron al accidente

El Gobierno ghanés impuso a Maxam una multa administrativa de 1 millón de dólares por infringir la normativa y una tasa de 5 millones de dólares por daños y perjuicios que se pagarán en cuotas mensuales, según el comunicado.

En su comunicado, Maxam dijo que había contratado los servicios de una empresa local llamada Arthanns Logistics para transportar los explosivos. La infracción normativa fue responsabilidad de Arthanns, afirmó la empresa española.

Maxam añadió que ninguna de las infracciones condujeron a la explosión y que pagará las cuantías impuestas por el Gobierno ghanés para poder continuar con sus operaciones.

Arthanns, cuyo nombre completo es Arthanns Transport Services, no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters. Esta y otra empresa local, Jocyderk Logistics, están siendo investigadas por su posible relación con la explosión, según el Ministerio de Tierras. También se está revisando la actuación de autoridades no especificadas.

Ocho testigos declararon a Reuters en su momento que el camión estuvo ardiendo durante 45 minutos antes de que explotara, tiempo en el que se permitió a los residentes acercarse al lugar de los hechos para tomar fotos y vídeos sin que la policía o los bomberos les retuvieran.

Los testigos dijeron que se dejó en manos del conductor del camión la tarea de advertir a los residentes de que abandonaran el lugar inmediatamente.

La policía dijo que el camión viajaba con una escolta policial, que advirtió a la gente que se alejara antes de la explosión.

El ministerio ordenó entonces la suspensión del inspector jefe de minas de Ghana, responsable de supervisar el uso de explosivos en el sector.