This content is not available in your region

Los abusos sexuales en la Iglesia española: "se ha acabado por desbordar la presa"

Access to the comments Comentarios
Por Jaime Velázquez
euronews_icons_loading
Los abusos sexuales en la Iglesia española: "se ha acabado por desbordar la presa"
Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Lucia Muñoz es diputada por Unidas Podemos, uno de los dos partidos que comparten el Gobierno de coalición español, y que lideró la creación de una comisión en el Parlamento para dar luz a los supuestos abusos sexuales cometidos por religiosos españoles. La investigación puede aflorar decenas de miles de casos abuso infantil cometidos en el seno de la Iglesia Católica durante décadas.

Una investigación que para ella, es necesaria.

"Creemos que es un acontecimiento, una necesidad que teníamos como democracia y una deuda que teníamos con las víctimas. Y que de alguna forma podamos poner en marcha políticas públicas que garanticen que esto no vuelva a suceder".

El Gobierno español debe aún decidir cuál será el mecanismo final de esta investigación, y que probablemente cuente un grupo de expertos independientes bajo la dirección del actual defensor del pueblo, Ángel Gabilondo, antiguo fraile la congregación de los Hermanos del Sagrado Corazón.

Pero las acusaciones de abusos sexuales en el seno de la Iglesia llevan años produciéndose. Algunos observadores se preguntan por qué ahora? Qué ha cambiado en la sociedad española?

Miguel Hurtado, una de las víctimas, explica porque se ha producido un cambio.

"Ha habido un cambio cultural. Situaciones que antes se toleraban y se conocían, ahora ya no son aceptables y tenemos que hacer algo. Es como que la masa de víctimas que han denunciado… cada vez más y más denuncias, han acabado por desbordar la presa. Es como que la sociedad ha hecho click y no hay punto de retorno".

Miguel Hurtado, una de las primeras víctimas en denunciar los abusos públicamente y que ha reunido más de 45 000 firmas para que se formase esta comisión, espera que la investigación sirva para depurar responsabilidades en la Iglesia Católica por aquellos que encubrieron los abusos de manera continuada.

Las autoridades eclesiásticas no harán declaraciones hasta que se forme la comisión, y aseguran ya han puesto en marcha mecanismos para combatir el problema desde sus propias parroquias. Algunos han llegado a decir que la investigación apunta deliberadamente a la Iglesia, y que el abuso infantil es un problema que afecta a toda la sociedad y no solo al ámbito eclesiástico.