This content is not available in your region

El famoso beso de Gustav Klimt entra al mercado de los NFT a tiempo para San Valentín

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP
euronews_icons_loading
El famoso beso de Gustav Klimt entra al mercado de los NFT a tiempo para San Valentín
Derechos de autor  AP Photo   -   Belvedere Museum

"El beso" de Gustav Klimt es sin duda una de sus obras más famosas.

Es un abrazo que ha cautivado al mundo. Una pareja, envuelta en un manto dorado... tan absortos en su amor que no se dan cuenta del precipicio en el que se encuentran.

Y ahora, a tiempo para el día de San Valentín, cualquiera persona puede poseer parte de la obra de arte, en lo que se conoce como NFT.

La directora de Comunicación y Marketing del Museo del Belvedere de Viena, Katharina Steinbrecher, explica cómo: 

"Si pueden visualizarlo, el cuadro que ven detrás de mí mide 180 por 180 cm y está dividido en una especie de cuadrícula. Significa que cada una de estas 10.000 piezas mide 1,8 por 1,8 cm. Es decir que a cualquiera que compre un NFT del beso digital se le asignará una de estas piezas, por así decirlo. Que la pieza esté en la esquina superior derecha o que sea una pieza del centro, de la cara, se asigna al azar, no se puede elegir. Pero como cada una muestra una parte diferente del cuadro y cada parte del cuadro sólo aparece una vez, cada una es única, de nuevo, por así decirlo."

Es la primera vez que el Museo del Palacio Belvedere de Viena se atreve con los NFT, aunque hay otras galerías y museos que ya lo han hecho.

Regalar un diezmilésimo del cuadro puede ser una alternativa romántica a las flores o los bombones, pero a más de mil ochocientos euros cada uno, no es barato... pero si parece ser popular.

"Me gusta el hecho de que cualquiera pueda comprar un pequeño fragmento, pero también con Internet hay imágenes tan fantásticas de alta calidad que no sé si siento la necesidad de poseer un fragmento. Porque sólo con educarnos sobre ello, siento que ya conozco y poseo ese conocimiento de alguna manera. Pero entonces no sé si eso es una buena oportunidad de inversión o algo así", opina **Kate Murphy, estudiante de arquitectura británica de visita en Viena. **

El Museo del Belvedere es visto como el hogar de Gustav Klimt con veinticuatro obras, uno de los cuadernos de bocetos de Klimt y su monumental Friso de Beethoven de la Secesión de Viena.

Pero sólo hay fracciones del icónico Beso que los enamorados pueden regalar el día de San Valentín.