This content is not available in your region

Ucrania y los rebeldes se acusan mutuamente de nuevos bombardeos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los separatistas del este de Ucrania afirman que un vehículo explotó cerca de su cuartel general
Los separatistas del este de Ucrania afirman que un vehículo explotó cerca de su cuartel general   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MOSCÚ, 18 feb – Las fuerzas gubernamentales ucranianas y los rebeldes respaldados por Rusia en el este del país intercambiaron el viernes nuevas acusaciones de bombardeos y otras violaciones del alto el fuego, lo que aumentó las tensiones en medio del temor a una invasión rusa.

Kiev y los rebeldes se acusaron mutuamente de la escalada tras varios ataques de artillería y morteros el jueves, lo que hizo temer que Rusia, que ha concentrado más de 100.000 soldados cerca de las fronteras ucranianas, pueda intervenir. 

El Kremlin dijo el jueves que está “profundamente preocupado” por el estallido en Ucrania y que observa la situación de cerca. Estados Unidos dijo que Rusia está buscando un pretexto para la guerra después de que se rechazaran sus demandas de que Ucrania abandone sus aspiraciones de unirse a la alianza militar de la OTAN.

La agencia de noticias rusa Interfax informó de que la autoproclamada República Popular de Donetsk, al este de Ucrania, dijo que el bombardeo tuvo como objetivo la aldea de Petrivske a las 5:30 horas (0330 GMT).

La otra autoproclamada república rebelde, Luhansk, informó de varios incidentes de fuego de mortero el viernes por la mañana.

El Gobierno de Kiev dijo que los rebeldes dispararon artillería o morteros en cuatro ocasiones el viernes. Por otra parte, el ejército ucraniano dijo a última hora del jueves que no tenía previsto lanzar una ofensiva sobre las posiciones de los rebeldes.

Kiev y los separatistas prorrusos están en guerra desde hace ocho años y el alto el fuego entre ambas partes se viola habitualmente, pero la intensidad de los combates aumentó notablemente esta semana.

La Cámara Baja del Parlamento ruso votó esta semana para pedir al Presidente Vladimir Putin que reconozca como independientes las dos regiones separatistas del este de Ucrania apoyadas por Rusia, mientras que la Unión Europea dijo a Moscú que no siguiera adelante.