This content is not available in your region

Dentro de Kiev: “Hoy me he levantado a las 6 por culpa de los disparos”

Access to the comments Comentarios
Por Pablo Ramiro
Varias personas duermen en el metro de Kiev utilizándolo como refugio antibombas, Ucrania, el viernes 25 de febrero de 2022.
Varias personas duermen en el metro de Kiev utilizándolo como refugio antibombas, Ucrania, el viernes 25 de febrero de 2022.   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Rita se ha levantado esta mañana por el ruido de los bombardeos y ha preparado el desayuno “con una sonrisa en la cara”. “Ya sabes, el tercer día es más fácil, he conseguido dormir un poco y es como el día de la aceptación”. Dice esto desde el centro de Kiev, una ciudad amenazada y prácticamente sitiada por fuerzas rusas que comenzaron una invasión en Ucrania hace tres días.

“Ya sabes, el tercer día es más fácil, he conseguido dormir un poco y es como el día de la aceptación
Rita
Vecina de Kiev

Junto a su novio y su gato, Rita se mudó a casa de sus padres. “Pensamos que como vivimos en el centro y además muy cerca de la estación de tren, que es un punto estratégico que podría ser destruido, sería mejor movernos de allí porque sé cómo funciona con los rusos”, cuenta esta joven ucraniana que, en primer lugar, decidió moverse al barrio residencial de sus padres, pero que después optó por quedarse en su casa. "Estoy más segura aquí, probablemente porque es mi casa", afirma.

Cuando se le pregunta por si en algún momento se le ha pasado por la cabeza salir del país...“Ayer estuvimos pensando en eso porque la situación parecía un poco fuera de control. Pero la noche ha terminado y todos los que me rodean están bien [...]. La razón por la que no quiero irme es que la incertidumbre en casa es mejor que en otro lugar”.

Como muchos otros ciudadanos, analistas e incluso políticos, Rita no termina de explicarse cómo esto ha podido suceder: “Estábamos preparados para esto, si es que se puede estar preparado para una guerra. Pero pensamos hasta el último momento que (Putin) no lo haría”.

Refugios

La noche del viernes, durante los bombardeos, Rita y su novio prefirieron quedarse en casa: “Temíamos que pudieran bombardear a los civiles, queríamos quedarnos en el metro, pero cuando volvimos a mi casa nos dimos cuenta de que aquí no pasa nada y, en caso de que suene una sirena, nos quedamos en un baño durante algún tiempo, lejos de las ventanas y más cerca de los muros de carga”. Una alarma que para Rita es desconcertante porque nunca se sabe de qué tipo de amenaza se trata. Esta incertidumbre les ha llevado a tener su propio protocolo: "Nos quedamos en el baño unos minutos, si no pasa nada en 5 minutos, seguimos haciendo lo que estábamos haciendo".

Nos quedamos en el baño unos minutos, si no pasa nada en 5 minutos, seguimos haciendo lo que estábamos haciendo"
Rita
Vecina de Kiev

Cerca de su casa, a unos 15 minutos, hay dos paradas de metro. Sin embargo, “si las alarmas suenan no hay tiempo”. Por eso deciden quedarse en casa. Tampoco les convencen otras alternativas: “No tengo ni idea de ningún sótano cerca, mis padres tienen un sótano en su edificio. Pero no es lo ideal. Si un edificio se derrumba podría haber más víctimas”.

Posible espionaje

A mitad de la conversación, Rita duda. Asegura que los rusos están espiando, por eso ha preferido no dar su nombre completo: “Recogen datos haciendo una serie de preguntas en el chat. Pero todos somos conscientes de ello y tratamos de ser cuidadosos”. Además, para evitar la desinformación, procura acceder solo a fuentes oficiales. “Después de 8 años sabemos cómo comprobar la información. También leemos los canales oficiales del Ejército, el Gobierno y las autoridades de la ciudad”, explica.

Resistencia ciudadana

La resistencia civil, asegura, está organizada: “Hasta he oído de un abuelo de 70 años que se alistaba”. Cree que hay mucha gente voluntaria que, con o sin experiencia, acude a las armas. Algunos vecinos, asegura, donan sus botellas de vidrio para la fabricación de cócteles Molotov, algo que el presidente del país, Volodímir Zelenski, pidió este viernes a sus ciudadanos.

Rita cree que los soldados Rusos no han logrado penetrar en la ciudad, ella no ha visto a ninguno. Sin embargo, su padre vió como un misil impactaba con un edificio delante de su casa: “La razón por la que ese misil impactó en el edificio es que allí hay un aeropuerto. Probablemente calcularon mal, como siempre”.