This content is not available in your region

Toque de queda y solidaridad en Kiev, la crónica de nuestra corresponsal Sasha Vakulina

Access to the comments Comentarios
Por Sasha Vakulina
euronews_icons_loading
Kiev bajo toque de queda
Kiev bajo toque de queda   -   Derechos de autor  Vadim Ghirda/Associated Press

Este domingo se ha decretado un toque de queda general en Kiev. A los residentes de la capital ucraniana se les pidió que no salgan a la calle desde las cinco de la tarde hasta las ocho de la mañana del lunes, salvo si tienen un permiso especial y eso es, por supuesto, un caso excepcional.

La gente no sale a la calle, la mayoría se esconde en los sótanos o donde encuentra refugio. Muchas personas siguen en las estaciones de metro. El transporte público no funciona en Kiev estos días, pero las estaciones de metro permanecen abiertas para albergar a los habitantes.

Volodímir Zelenski dijo que los actos de los invasores en Járkov, Odesa y otras ciudades debe ser juzgado por un tribunal internacional. En consecuencia ha anunciado que Ucrania ha presentado oficialmente una solicitud contra Rusia ante la Corte Internacional de Justicia.

"Rusia debe rendir cuentas por manipular la noción de genocidio para justificar la agresión", explicó el presidente ucraniano.

Mientras, continúan los intensos combates en toda Ucrania, especialmente en las principales ciudades como Járkov y Kiev. Las sirenas suenan muy a menudo, aquí en la capital, como nos relata nuestra corresponsal en Kiev, Sasha Vakulina. 

La gente trata de no salir de los refugios y se consuelan mutuamente. Se les dijo que consiguieran mantas, comida y agua para resistir, y ha quedado patente la solidaridad de la sociedad ucraniana.

La gente se ayuda compartiendo alimentos y otros productos básicos. La gente se esconde para salvar sus vidas y busca refugio en donde puede en toda Ucrania.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator