This content is not available in your region

Del otro lado del mundo: ¿Cómo está ayudando América Latina a Ucrania durante la invasión rusa?

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez
Una bandera nacional venezolana y un girasol sobre una bandera nacional ucraniana durante una protesta contra la invasión rusa de Ucrania, 3/3/2022, Caracas, Venezuela
Una bandera nacional venezolana y un girasol sobre una bandera nacional ucraniana durante una protesta contra la invasión rusa de Ucrania, 3/3/2022, Caracas, Venezuela   -   Derechos de autor  Ariana Cubillos/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Recibiendo todo tipo de apoyo de parte de la mayoría de los países europeos, Ucrania no está sola. Y desde el otro lado del mundo, diferentes países de América Latina se movilizan, tanto para repatriar a sus habitantes, como para acatar sanciones hacia el país que invadido Ucrania, que es Rusia.

Desde países como Argentina, Colombia, México, y Chile, la bandera ucraniana fue ondeada en las calles con solidaridad. Decenas de manifestantes, algunos ucranianos viviendo en el extranjero, otros, latinoamericanos indignados por los acontecimientos, exigieron un alto a la guerra en diferentes protestas a lo largo de la última semana.

México

México es uno de los países que ha respondido activamente a la invasión rusa, aunque al interior del mismo Gobierno las opiniones parecieran dividirse.

Este viernes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que no enviará armas "a ningún lado", preguntado sobre el apoyo que su país puede dar a Ucrania tras la invasión de Rusia.

"Nosotros no mandamos armas a ningún lado. Nosotros somos pacifistas", dijo el mandatario tras ser preguntado sobre el tema en la conferencia diaria desde el Palacio Nacional.

López Obrador hizo este comentario después de que trascendiera en medios mexicanos que, a través de una carta, legisladores ucranianos solicitaron al Senado Mexicano asistencia militar y humanitaria durante una reunión en la Embajada de Ucrania en México, según había informado el senador Emilio Álvarez Icaza a través de Twitter.

La carta enlistaba “necesidades urgentes en grandes cantidades”, desde armas, a chalecos antibalas y material de comunicaciones. También hace un llamado a presionar a los socios europeos de México a prestar aviones de combate a Ucrania, algo que el mismo presidente Volodímir Zelenski pidió durante una conferencia de prensa pidiendo a las potencias occidentales que hagan más:

"Ahora les pido que cierren el cielo. Y si no tienen la fuerza para cerrar el cielo, entonces denme aviones, díganme, ¿Es algo injusto?"

Sin embargo la posición oficial de México no es tan tajante como la de los países europeos, pues López Obrador afirmó que no impondrá sanciones económicas a Rusia. "Queremos mantener buenas relaciones con todos los gobiernos del mundo", dijo el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

Se estima que cerca de 100 empresas rusas operan en México, entre ellas Lukoil que tiene un contrato de exploración y extracción de crudo con la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), así como la rusa Gazprom, y la aerolínea rusa Aeroflot

El presidente mexicano dijo que de ser "necesario" también se protegerá a los connacionales en Rusia.

"Ya Relaciones (Exteriores) está atendiendo esto. Tanto los mexicanos en Ucrania, como los mexicanos en Rusia, protección y ayuda humanitaria a todos. Nosotros somos del partido de la fraternidad universal, que va más allá de fronteras”, concluyó el presidente.

México en cambio se movilizó rapidamente en sus esfuerzos de evacuación, no solo para repatriar a sus habitantes de Ucrania, sino también para facilitar el regreso de los latinoamericanos huyendo de la invasión rusa.

Fernando Llano/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.
Mexicanos y otros latinoamericanos que vivían en Ucrania llegaron al aeropuerto internacional Benito Juárez en un vuelo de evacuación, 4/3/2022, Ciudad de México, MéxicoFernando Llano/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Un avión de la Fuerza Aérea Mexicana procedente de Rumanía aterrizó en la madrugada de este viernes con 81 personas evacuadas desde Ucrania, en su mayoría mexicanos residentes en el país invadido por Rusia.

"Asimismo, como símbolo de solidaridad con los pueblos hermanos de la región, nacionales de Ecuador y Perú fueron transportados en el mismo vuelo de casi 24 horas", indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Argentina

Para Argentina las ayudas se vieron opacadas por un par de aclaraciones de parte del Gobierno. Después de que el presidente Alberto Fernández visitara a Vladimir Putin en Moscú a inicios de febrero, y por tanto durante las crecientes tensiones con Ucrania, la coalición de oposición “Juntos por el Cambio” criticó con dureza la postura del Gobierno ante la invasión rusa de Ucrania.

"Argentina reitera a la Federación de Rusia que cese inmediatamente en el uso de la fuerza y condena la invasión de Ucrania, así como las operaciones militares desarrolladas en su territorio", declaró el canciller argentino Santiago Cafiero ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el pasado martes 1 de marzo.

Ahora el gobierno argentino ha expresado estar “contemplando la posibilidad “ de acoger refugiados de Ucrania huyendo de la guerra, según la portavoz presidencial Gabriela Cerruti durante una conferencia de prensa:

"Argentina siempre ha sido tierra abierta para abrazar a aquellos que tengan que refugiarse por razones políticas, en este caso por razones de una guerra, así que estamos trabajando también en ese tema"

Y en lo que respecta a la imposición de posibles sanciones a Rusia, como ya han hecho otros países o bloques del mundo, Cerruti lo dejó sujeto a "las medidas" que se consensúen "en los foros internacionales que el Gobierno considere correspondiente de acuerdo a cada momento".

Asimismo, el lunes se informó de la partida de una misión de Cascos Blancos, un cuerpo de voluntarios expertos que depende de la Cancillería argentina, a la frontera entre Polonia y Ucrania para garantizar la salida desde territorio ucraniano de ciudadanos de los países que conforman la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Venezuela

Por otro lado, están los que optaron por tomar decisiones completamente opuestas a las del resto del mundo, y demostrar su apoyo a Rusia.

Venezuela anunció que aumentará el número de vuelos a Moscú a través de su aerolínea nacional, mientras muchos países han cerrado su espacio aéreo a los aviones rusos tras la invasión de Ucrania, dijo el jueves el ministro de Turismo de Venezuela.

Sin condenar la agresión rusa, el presidente venezolano Nicolás Maduro ha señalado que apoya las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, al tiempo que defendía a Rusia de las sanciones que se han impuesto desde la Unión Europea y otros países como Estados Unidos:

"Es un crimen lo que están haciendo contra el pueblo ruso , una guerra económica"

El martes, Maduro ya había expresado su "fuerte apoyo" a su homólogo ruso Vladimir Putin, en una conversación telefónica. Antes de la invasión, dijo: "Venezuela está con Putin, está con Rusia. Está con las causas valientes y justas del mundo."

Aún así, en Venezuela no todos comparten la posición de Maduro. Un centenar de caraqueños convocados por el opositor Juan Guaido, se concentraron el jueves frente a la sede de la Unión Europea en Venezuela para protestar contra la invasión, y manifestar su apoyo a Ucrania.

Ariana Cubillos/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved
El líder de la oposición Juan Guaido durante una protesta contra la invasión rusa de Ucrania, 3/3/2022, Caracas, VenezuelaAriana Cubillos/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Con pancartas y mensajes como "Venezuela es Ucrania" o "no a la violación de los derechos humanos", los manifestantes alzaron su voz ocho días días después de que comenzara la invasión a Ucrania, definida como "operación militar especial" por Vladímir Putin, que ha dejado más de 2.000 civiles muertos, según Kiev, mientras que la ONU reconoce al menos 136 víctimas mortales.