This content is not available in your region

El ministro de Exteriores ucraniano llega a Turquía para entrevistarse con el ruso Lavrov

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El ministro de Exteriores ucraniano llega a Turquía para entrevistarse con el ruso Lavrov
El ministro de Exteriores ucraniano llega a Turquía para entrevistarse con el ruso Lavrov   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LEÓPOLIS, Ucrania, 10 mar – Los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia y Ucrania se reunían el jueves en Turquía en las primeras conversaciones de alto nivel entre ambos países desde que Moscú invadió a su vecino, y Ankara espera que puedan marcar un punto de inflexión en el conflicto.

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha moderado las expectativas de un acuerdo de alto el fuego u otros resultados de la reunión con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Las imágenes de televisión mostraron a las delegaciones rusa y ucraniana sentadas en mesas enfrentadas, a ambos lados de una delegación encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

La invasión rusa ha desarraigado a más de dos millones de personas en lo que Naciones Unidas califica como la crisis humanitaria más rápida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. 

Antes de las conversaciones, Kuleba instó a Lavrov a abordarlas “de buena fe, no desde una perspectiva propagandística”. 

“Diré con franqueza que mis expectativas sobre las conversaciones son bajas”, dijo Kuleba en una declaración por vídeo el miércoles. “Nos interesa un alto el fuego, liberar nuestros territorios y el tercer punto es resolver todas las cuestiones humanitarias”.

Moscú ha dicho que todas sus exigencias —entre ellas que Kiev adopte una posición neutral y abandone sus aspiraciones de ingresar en la alianza de la OTAN— deben cumplirse para poner fin a su asalto.

Las delegaciones de ambos países han celebrado tres rondas de conversaciones anteriormente, dos en Bielorrusia y una en Ucrania. A pesar de algunas señales positivas sobre los acuerdos humanitarios, esas negociaciones han tenido poco impacto.

Moscú califica su incursión de “operación militar especial” para desarmar a Ucrania y desalojar a unos líderes que califica de “neonazis”. Kiev y sus aliados occidentales lo tachan de pretexto infundado para una guerra no provocada contra un país democrático de 44 millones de habitantes

LA POSICIÓN DE TURQUÍA

La reunión del jueves tenía lugar en el marco de un foro de diplomacia en la provincia meridional turca de Antalya.

Supone “un paso adelante” y podría suponer una escalada diplomática a niveles superiores en Moscú, según Mustafa Aydin, profesor de la Universidad Kadir Has de Estambul.

“Rusia aún no está cerca de ofrecer la paz, aunque está cambiando lentamente su postura”, dijo. “Su postura inicialmente intransigente está dando paso poco a poco a una postura de negociación, aunque todavía no lo suficiente para un resultado concreto”.

Turquía, que comparte frontera marítima con Rusia y Ucrania en el mar Negro y mantiene buenos lazos con ambas, ha calificado de inaceptable la invasión rusa y ha pedido un alto el fuego urgente, pero se ha opuesto a las sanciones a Moscú.

Aunque ha establecido estrechos lazos con Rusia en materia de energía, defensa y comercio, y depende en gran medida de los turistas rusos, Turquía también ha vendido aviones no tripulados a Ucrania, lo que ha irritado a Moscú.

Cavusoglu dijo que tanto Lavrov como Kuleba le habían pedido que asistiera a las conversaciones del jueves, y añadió que deseaba que la reunión fuera un “punto de inflexión”.