This content is not available in your region

La policía londinense impidió ilegalmente la vigilia de una mujer asesinada -tribunal

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
London police unlawfully used COVID rules to bar vigil for murdered woman - court
London police unlawfully used COVID rules to bar vigil for murdered woman - court   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 11 mar – La policía londinense actuó ilegalmente cuando utilizó las normas de distanciamiento social por COVID-19 para obligar a activistas a cancelar una vigilia al aire libre por Sarah Everard, una mujer que fue violada y asesinada por un agente de policía el año pasado, según dictaminó el viernes un tribunal de Londres.

Cientos de personas, en su mayoría mujeres, incluida Kate, la duquesa de Cambridge, se reunieron pacíficamente desafiando la prohibición en un parque de Clapham Common, lo que terminó con la policía utilizando tácticas de mano dura para detener a varias mujeres.

La desaparición en marzo de 2021 de Sarah Everard, una ejecutiva de ‘marketing’ de 33 años, mientras caminaba hacia su casa, conmocionó a Reino Unido y provocó una enorme avalancha de indignación ante el fracaso de la policía y de la sociedad en general a la hora de abordar la violencia contra las mujeres.

Wayne Couzens, agente de policía cuyo trabajo consistía en vigilar los recintos diplomáticos de la capital británica, fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el secuestro, la violación y el asesinato de Everard.

El grupo de activistas Reclaim These Streets se vio obligado por la policía a cancelar la vigilia que tenía prevista, ya que alegaron que cualquier concentración infringiría las normas de distanciamiento social impuestas durante la pandemia. El grupo dijo que esto suponía una violación de su libertad de expresión y de reunión.

El juez Mark Warby declaró que la policía londinense no había interpretado correctamente las normas ligadas al COVID ni evaluado si el grupo de activistas tenía una “excusa razonable” para celebrar la vigilia.

La Policía Metropolitana de Londres emitió un comunicado en el que afirmaba que había trabajado duramente durante la pandemia para interpretar y aplicar la normativa sobre el coronavirus de forma legal.

“La policía metropolitana respalda sin reservas el principio de que las libertades fundamentales, como las ejercidas por los demandantes en este caso, sólo pueden restringirse cuando sea necesario y proporcionado para un propósito legal”, dijeron.