This content is not available in your region

El Papa, en comentarios más duros hasta ahora, llama invasión a Ucrania "agresión armada"

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Pope, in toughest comments yet, calls Ukraine invasion 'armed agression'
Pope, in toughest comments yet, calls Ukraine invasion 'armed agression'   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Philip Pullella

CIUDADDELVATICANO, 13 mar -El Papa Francisco emitió el domingo su condena más dura hasta el momento de la invasión a Ucrania, diciendo que la “inaceptable agresión armada” y “masacre” deben terminar.

El Papa no ha usado la palabra “Rusia” en sus condenas a la guerra desde que el presidente Vladimir Putin ordenó la invasión el 24 de febrero. Pero las palabras elegidas por el pontífice parecen estar cada vez más dirigidas a rechazar las justificaciones de Moscú para la invasión.

“Ante la barbarie de la matanza de niños, inocentes y civiles indefensos, no existen razones estratégicas que valgan”, le dijo a unas 25.000 personas en la plaza de San Pedro durante su bendición dominical.

Moscú dice que su acción no está diseñada para ocupar territorio sino para desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino. También ha negado haber atacado áreas civiles.

“Lo único que hay que hacer es poner fin a la inaceptable agresión armada, antes de que reduzca las ciudades a cementerios”, agregó.

“En nombre de Dios, les pido: ¡detengan esta masacre!”, dijo, y agregó que las ciudades ucranianas arriesgan “ser reducidas a cementerios”, aseguró Francisco antes de pedirle a la multitud que lo acompañara en un rezo en silencio por el fin de la guerra.

Denominó al asediado puerto de Mariúpol una “ciudad mártir” y apeló nuevamente porque “los corredores humanitarios sean efectivos y seguros” para permitir que los residentes puedan evacuar.

Rusia bombardeó un hospital de maternidad en Mariúpol el miércoles. Ucrania dijo que mujeres embarazadas estaban entre los heridos. Moscú afirmó que el hospital ya no funcionaba y que había sido ocupado por combatientes ucranianos.

Rusia llama a su acción una “operación militar especial”. El domingo pasado, Francisco rechazó implícitamente ese término, diciendo que no podía considerarse “solo una operación militar”, sino una guerra que había desatado “ríos de sangre y lágrimas”.

Este domingo, Francisco también pidió a las personas a acoger a refugiados de Ucrania y agradeció a quienes se habían unido a una “gran red de solidaridad” para ayudar a quienes huyen de la guerra.

Los combates en Ucrania han generado más de 2,5 millones de refugiados, la mayoría de ellos en Polonia.