This content is not available in your region

Los taxistas de Madrid llevan ayuda humanitaria a Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Carlos Marlasca
euronews_icons_loading
Un taxista jubilado de Madrid prepara el envio de ayuda humanitaria al este de Europa
Un taxista jubilado de Madrid prepara el envio de ayuda humanitaria al este de Europa   -   Derechos de autor  Euronews/Carlos Marlasca

José García es uno de los taxistas madrileños que va llevar ayuda humanitaria a la frontera entre Polonia y Ucrania. Su hijo ha decidido acompañarle. Las imágenes de la televisión y la propuesta de sus compañeros le impulsaron a dar un paso al frente: “Me dio pavor que tuve que cambiar de canal porque me da estaba dando de todo, viendo mujeres y niños, que estaban ahí, todos perdidos, bombardeos….Lo que pasa las cosas surgen de varia gente. Surgió. Así pues, apuntado.”

Los conductores van a por el material a varios puntos de la ciudad. Este es uno de ellos, un local de una asociación ucraniana que lleva dos semanas recogiendo comida, ropa y todo tipo de ayuda para sus compatriotas.

“Toda esa gente es muy generosa, muy generosos, que dejar su trabajo, también tienen sus familias, también tienen que mantenerles y hacen este gestp. No tiene precio”, explica Maria Sydii, una de las voluntarias.

En total, han partido al este de Europa una treintena de vehículos de Madrid. No es la primera vez que los taxistas de Madrid muestran su solidaridad. El 11 de marzo de 2004, en los peores atentados terroristas que ha sufrido España, prestaron su servicio de forma gratuita. Más recientemente, durante la pandemia, hacían los traslados, sin que tuvieran que pagar nada, de sanitarios y personas mayores.

Este es el punto de salida, en el aeropuerto de la capital española. Allí también está Josué Arnold, un taxista jubilado, que quería ayudar con su furgoneta e hizo una propuesta a sus antiguos compañeros: “Sí a ellos les parece bien, yo llevo mercancía para allá y a la vuelta todo lo que ellos carguen de gente, yo lo cargo de las maletas de la gente. Y redondeamos la jugada. Les gusto, estoy hablando de compañeros y excompañeros, en realidad me conocen todavía mucho en este mundillo por qué tenía un cierto protagonismo.”

Por delante quedan ahora casi 40 horas por trayecto. Los taxistas han renunciado al sueldo de hasta cinco días de trabajo.