This content is not available in your region

Jet de Abramovich está en Israel; ministro Exteriores dice que no hay refugio para rusos sancionados

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Jet de Abramovich está en Israel; ministro Exteriores dice que no hay refugio para rusos sancionados
Jet de Abramovich está en Israel; ministro Exteriores dice que no hay refugio para rusos sancionados   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Maayan Lubell

JERUSALÉN, 14 mar – Un jet sospechoso de ser utilizado por el oligarca sancionado Roman Abramovich estaba en Israel el lunes, pero el ministro de Relaciones Exteriores dijo que el país no es un refugio para los empresarios rusos sujetos a la congelación internacional de activos por la invasión de Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, dijo que las autoridades financieras, bancarias y de aviación de Israel se están coordinando sobre el tema.

“Israel no será una vía para eludir las sanciones impuestas a Rusia por Estados Unidos y otros países occidentales”, dijo Lapid durante una visita a Eslovaquia, que tiene frontera con Ucrania.

Una persona conocedora del asunto dijo a Reuters que un avión utilizado por el multimillonario ruso Abramovich voló al aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv el domingo, confirmando las informaciones de los medios de comunicación locales.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores no mencionaba el jet. Un portavoz no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios al respecto.

Reuters no pudo establecer inmediatamente si Abramovich, que también tiene la ciudadanía israelí y portuguesa, había estado a bordo. El aparato tenía previsto salir de Israel más tarde el lunes, dijo la fuente.

La llegada del avión fue una señal de la delgada línea que Israel ha estado caminando en sus relaciones con Rusia, un agente de poder en la vecina Siria.

El multimillonario, propietario del club de fútbol británico Chelsea, fue uno de los siete oligarcas añadidos el jueves a la lista de sanciones británicas en un intento de aislar al presidente ruso Vladimir Putin por su invasión de Ucrania.