This content is not available in your region

Ucrania busca llevar suministros a personas que están siendo "sofocadas" en Mariúpol

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Pavel Polityuk y Natalia Zinets

GINEBRA, 15 mar -Ucrania planeaba el martes un nuevo intento por entregar suministros a la sitiada ciudad de Mariúpol, cuando la primera caravana de civiles autorizada por Rusia llegó a un lugar seguro, en tanto que la Cruz Roja emitió una advertencia sobre la gravedad de la situación.

Las personas atrapadas en Mariúpol por los bombardeos rusos “ahora básicamente están siendo sofocadas en la ciudad sin ayuda”, dijo Ewan Watson, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en una sesión informativa de la ONU en Ginebra.

Los residentes han estado sin calefacción, electricidad y agua corriente durante la mayor parte de las últimas dos semanas, dicen las autoridades ucranianas.

Las fuerzas rusas acordaron el lunes permitir la creación de un “corredor humanitario” y dejar partir el primer convoy de evacuación después de más de una semana de intentos fallidos de hacerlo. Los dos bandos se han culpado mutuamente de intentos fallidos previos.

Unos 300 civiles habían llegado el martes por la mañana a la ciudad de Zaporiyia, a unos 225 kilómetros de Mariúpol.

“Como se informó, unos 160 autos salieron de Mariúpol ayer. A las 10:00 horas (0800 GMT) había información de que unos 300 residentes de Mariúpol llegaron a Zaporiyia”, dijo el ayuntamiento de la ciudad.

A pesar del éxito de sacar a algunos civiles, un alto asesor presidencial dijo que Rusia bloqueó el lunes un convoy de ayuda humanitaria que intentaba llegar a Mariúpol.

La viceprimera ministra Iryna Vereshchuk dijo que se haría un nuevo intento para llegar a Mariúpol con suministros y agregó: “En el camino de regreso recogerá a mujeres y niños”.

Al menos 200.000 personas necesitan ser evacuadas urgentemente de Mariúpol, según estimaciones oficiales de Ucrania. Más de 2.500 residentes han muerto desde la invasión rusa del 24 de febrero, dijo el lunes un funcionario ucraniano.

Obtener un paso seguro para que la ayuda llegue a la ciudad portuaria, estratégica en el mar de Azov, y para que los civiles se vayan, ha sido una de las demandas de Kiev en las conversaciones. Los intentos anteriores de un alto el fuego local en la zona han fracasado.

El CICR dijo que esperaba que los civiles también fueran evacuados de Sumy, en el noreste de Ucrania, en dos convoyes de unos 30 autobuses, con la ayuda de la Cruz Roja de Ucrania.

Unos 2,95 millones de ucranianos han huido de su tierra natal desde la invasión de Rusia, dijo el portavoz de la agencia de refugiados de la ONU, Matthew Saltmarsh.

Rusia niega haber atacado a civiles. Funcionarios en Moscú describen la ofensiva de Rusia en Ucrania como una operación militar especial para desarmar al país y prevenir el “genocidio” contra los rusohablantes, una justificación descartada por Ucrania y Occidente como un pretexto ilegal para la invasión de un país democrático.