This content is not available in your region

El hambre y el desempleo aumentan en Afganistán, según el Banco Mundial

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El hambre y el desempleo aumentan en Afganistán, según el Banco Mundial
El hambre y el desempleo aumentan en Afganistán, según el Banco Mundial   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

WASHINGTON, 15 mar – El número de personas en Afganistán que no pueden permitirse comprar alimentos y otros productos básicos se ha duplicado desde que los talibanes tomaron el país en agosto de 2021, a medida que aumenta el desempleo y caen los salarios, mostró el martes una encuesta del Banco Mundial.

La Encuesta sobre el Bienestar en Afganistán, realizada por teléfono y que cubre el periodo de octubre a diciembre de 2021, descubrió que el 70% de los encuestados dijo que sus hogares no podían cubrir las necesidades básicas de alimentos y otros bienes, frente al 35% en mayo de 2021.

La proporción de hogares afganos que cambian a alimentos de menor calidad o menos costosos aumentó al 85% desde el 56% en el período de julio-agosto de 2021, concluyó el estudio.

Casi la mitad de los hogares también informaron de un descenso en el número de comidas consumidas cada día, frente a una cuarta parte en julio-agosto de 2021.

El Banco Mundial atribuyó el fuerte aumento de la pobreza a las condiciones económicas generales y no a “acciones específicas introducidas por la administración interina”, citando en particular la disminución de los empleos en el sector público.

Las autoridades talibanes siguen sin ser reconocidas por la comunidad internacional siete meses después de tomar Kabul, cuando las últimas tropas internacionales lideradas por Estados Unidos se marcharon, poniendo fin a 20 años de guerra.

Los donantes recortaron ayudas financieras que constituyen más del 70% de los gastos del Estado y se congelaron unos 9.000 millones de dólares en activos del banco central afgano. Muchos dirigentes talibanes siguen bajo sanciones de Estados Unidos y las Naciones Unidas.

La ONU ha advertido anteriormente que más de la mitad de los 39 millones de habitantes de Afganistán se enfrentan a la inanición.

El estudio del Banco Mundial descubrió que alrededor de una quinta parte de los jefes de familia estaban buscando trabajo en el período de octubre a diciembre de 2021, frente al 8% durante el mismo período de 2019, en gran parte debido a la disminución de los puestos de trabajo en el ejército, la policía y otros servicios de seguridad.

A pesar de las preocupaciones occidentales de que los talibanes islamistas de línea dura hagan retroceder los derechos de las mujeres, la encuesta dijo que en todo el país, la asistencia a la escuela entre niños y niñas de 6 a 18 años había aumentado en octubre-diciembre de 2021 en comparación con el mismo período de 2019.

La proporción de hogares que envían a los niños a la escuela aumentó al 73% desde el 63%, en un momento en que que los que envían a las niñas aumentaron desde el 44% al 54%.

La proporción de hogares urbanos que envían a las niñas a la escuela se mantenía estable en el 53%. Sin embargo, los hogares que envían a las niñas sólo a la escuela primaria aumentaron del 5% al 19%.

Bajo su anterior Gobierno, de 1996 a 2001, los talibanes prohibieron a las mujeres y niñas la educación. Dicen que desde entonces han cambiado.