This content is not available in your region

EXCLUSIVA-La invasión rusa estimula la demanda de drones y misiles estadounidenses en Europa

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Poland wants to urgently buy U.S. Reaper drones, as Russia fears mount
Poland wants to urgently buy U.S. Reaper drones, as Russia fears mount   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Mike Stone

WASHINGTON, 17 mar – Los países europeos se han puesto en contacto con el Gobierno de Estados Unidos y los contratistas de defensa con una lista de compras de armas que incluye drones, misiles y sistemas de defensa contra misiles, después de que la invasión rusa de Ucrania haya impulsado una renovada demanda de armamento estadounidense.

Alemania, que está a punto de llegar a un acuerdo para adquirir 35 cazas F-35 de Lockheed Martin Corp, ha preguntado por sistemas de defensa contra misiles balísticos, según fuentes conocedoras de la situación.

Mientras tanto, Polonia quiere comprar urgentemente sofisticados sistemas de aviones no tripulados Reaper a Estados Unidos, según dijo esta semana un miembro del Gobierno polaco.

También están llegando solicitudes de otros países del este de Europa, donde los aliados están interesados en adquirir el armamento que Ucrania ha utilizado con éxito contra las fuerzas rusas, dijeron dos personas familiarizadas con la cuestión, incluidos los misiles antiaéreos Stinger y los misiles antitanque Javelin.

Las consultas se producen en un momento en el que los países europeos aumentan sus presupuestos de defensa para hacer frente a un panorama de seguridad cada vez más incierto, con Alemania, Suecia y Dinamarca entre los que prometen un fuerte aumento del gasto.

Los aliados europeos están “duplicando” su gasto en defensa, dijo la semana pasada Mara Karlin, subsecretaria de Defensa del Pentágono, tras una audiencia en el Congreso de Estados Unidos en la que habló de “la agresión rusa que amenaza la integridad territorial de Europa”.

Dado que la venta de armas por parte de contratistas estadounidenses a países extranjeros requiere la aprobación de Estados Unidos, la Administración de Cooperación de Seguridad de Defensa del Pentágono está celebrando reuniones semanales de su equipo de gestión de crisis europeas para revisar las solicitudes específicas relacionadas con la situación actual en Ucrania, dijo una fuente.

Para acelerar la aprobación por parte del Gobierno de EEUU de las ventas y transferencias de armas de contratistas de defensa estadounidenses, el Pentágono ha restablecido un equipo para responder a la creciente demanda.

“El Departamento de Defensa (de EEUU) está explorando opciones para apoyar las necesidades de Ucrania, reponer rápidamente los inventarios de Estados Unidos y rellenar las existencias agotadas de los aliados y socios”, dijo un alto cargo estadounidense de Defensa, añadiendo que el Pentágono está trabajando con los contratistas en las formas de “mitigar las limitaciones de la cadena de suministro (y) acelerar los plazos de producción.”

Raytheon Technologies y Lockheed Martin Corp producen conjuntamente los Javelins, mientras que Raytheon fabrica los Stingers. La posibilidad de un aumento de las ventas de todo tipo de armamento desde que comenzó la invasión el 24 de febrero ha hecho subir las acciones de Lockheed un 8,3% y las de Raytheon un 3,9%.

Tom Laliberty, ejecutivo de Raytheon, dijo que la empresa reconoce “la urgente necesidad de reponer los agotados inventarios de Javelin y Stinger”.

Cualquier cambio significativo hacia Estados Unidos como proveedor es probable que desencadene una reacción de la fragmentada industria de defensa europea.

El director de Dassault Aviation arremetió a principios de este mes contra la decisión alemana de encargar los F-35, afirmando que podría debilitar el apoyo a proyectos de colaboración como el caza FCAS franco-alemán que comparten Dassault y Airbus.

Alemania también está examinando los sistemas de defensa antimisiles de fabricación estadounidense, como el THAAD (siglas en inglés de Terminal de Defensa de Área a Gran Altitud), aunque no es uno de los principales candidatos para su compra, según una fuente. Un político de la oposición, por ejemplo, ha preguntado por la compra del interceptor de cohetes de corto alcance llamado Iron Dome para proteger Berlín. La decisión de qué comprar está en las primeras fases.

Un portavoz del Ministerio de Defensa alemán declinó hacer comentarios.

Ya se esperaba que Alemania se decidiera por un nuevo helicóptero de transporte pesado este año, algo que el aumento del gasto podría adelantar. Entre los competidores para el acuerdo de aproximadamente 4.000 millones de euros se encuentran el CH-53K King Stallion de Lockheed Martin y el H-47 Chinook de Boeing.

Polonia quiere comprar varios aviones no tripulados MQ-9 Reaper fabricados por General Atomics, incluido en el marco de un procedimiento especial y acelerado, y está estudiando la posibilidad de realizar otras adquisiciones más adelante, dijo el miércoles en una entrevista el teniente coronel Krzysztof Platek, portavoz de la Agencia de Armamento del Ministerio de Defensa polaco.

“Este pedido es una respuesta a la situación de seguridad, especialmente en Europa central y oriental”, dijo Platek.

Normalmente, los acuerdos de defensa de Estados Unidos llevan años de negociaciones, aprobaciones y exámenes después de que los países hayan pasado hasta varios años decidiendo sus necesidades.