This content is not available in your region

El Salvador | Guerra abierta contra las bandas: Bukele exige a los pandilleros que dejen de matar

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
Presos de maras en una prisión de El Salvador
Presos de maras en una prisión de El Salvador   -   Derechos de autor  ZZVNRP

Nayib Bukele advirtió a las bandas organizadas que si la escalada de asesinatos en el país no cesa, sus compañeros encarcelados pagarán las consecuencias. Las redadas se han sucedido sin interrupción desde el lunes. Ha declarado el estado de excepción con suspensión de derechos constitucionales.

El Salvador sufrió este fin de semana 87 homicidios. El sábado pasado, con 62 muertes fue el día más mortífero de la historia reciente del país centroamericano.

En un tuit el presidente salvadoreño anunció represalias contras los 17 000 miembros de bandas encarcelados, amenazándolos con restringirles alimentación y con que "no verán el sol". "Paren de matar ya o ellos la van a pagar también", publicó Bukele.

Las autoridades atribuyen a las bandas la ola de violencia, principalmente a la llamada Mara Salvatrucha (MS13).

El ministro de Justicia y Seguridad Pública Gustavo Villatoro anunció una campaña para acabar con la delincuencia organizada.

El director de las prisiones salvadoreñas, Osiris Luna, anunció el trato de dureza excepcional que van a aplicar a los presos pertenecientes a bandas

Las bandas de delincuentes tienen unos setenta mil miembros en El Salvador.

El Salvador está bajo estado de excepción, desde el domingo con suspensión de garantías constitucionales. Entre otros derechos suspendidos están la libertad de asociación y reunión y la confidencialidad de las telecomunicaciones.

Cualquier detenido puede estar en dependencias policiales hasta 15 días.

Algo que levanta las alarmas del presidente de la Asociación prodemocrática Acción Ciudadana, Eduardo Escobar.

Pero ese a las medida extraordinaria y a las detenciones masivas, las pandillas mantuvieron el domingo su desafío al Gobierno de Bukele.

No es la primera vez que un Gobierno salvadoreño busca eliminar las bandas con detenciones masivas.

Fracasaron los expresidentes Francisco Flores (1999-2004) y Elías Antonio Saca (2004-2009), con sus planes que llamaron Mano Dura y Súper Mano Dura.

Los índices de homicidios se mantuvieron en alza hasta 2015, cuando El Salvador se convirtió en el país más violento del mundo con 103 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Las cifras comenzaron a disminuir sustancialmente

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)