Las bandas desangran América Latina

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Un arrestado sonríe durante un cacheo
Un arrestado sonríe durante un cacheo   -   Derechos de autor  AFP

Las bandas se extienden por Latinoamérica creando zonas de influencia donde la inseguridad es la nota predominante. En Ecuador, el número de homicidios ha aumentado un 60% con respecto al año anterior y ya suman un total de 1200. La ciudad de Guayaquil es una de las mas afectadas por un cóctel de violencia en el que también entra el narcotráfico, las matanzas en las prisiones y unas fuerzas de seguridad sobrepasadas.. Desde el puerto del enclave se envían estupefacientes a Europa y Esyados Unidos. En 2021 se alcanzó del récord de incautaciones con 210 toneladas, la mayoría de cocaína.

La población está atemorizada por tiroteos que son frecuentes. "Cuando hay balacera nosotros lo que hacemos es tirarnos al piso porque imagine, estas paredes sí aguantan, pero el techo no. Estas paredes sí aguantan porque son de hormigón, esto aguanta una bala, pero el zinc no aguanta una bala y nosotros cuándo escuchamos disparos, decimos: 'balacera'. Para nosotros ya es normal", asegura un ciudadano de forma anónima. 

Esta misma semana, la policía militar tomó el control de una barriada de Tegucigalpa, la capital de Honduras, dominada por pandilleros. Los delincuentes habían obligado a las familas residentes a abandonar sus casas. En este país la violencia también tiene cifras: más de 18 homicidios por cada 100.000 habitantes en lo que va de 2022. 

Los agentes quieren garantizar el bienestar de la zona, como explica Wilmer Torres, director de planificación de la Policía Nacional:  "La responsabilidad nuestra como institución de momento solamente es atender la problemática en la comunidad, y poder generar las condiciones de seguridad para que la población en primera instancia se mantenga con seguridad y con calma y que aquellos que han tomado la determinación de abandonar sus hogares puedan también tomar la decisión de retornar."

Honduras forma parte del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, junto con Guatemala y El Salvador, una de las zonas del mundo con mayor número de muertes violentas. Es el territorio en el que actúan, en la mayoría de los casos con impunidad, organizaciones delictivas como la Mara Salvatrucha o Barrio-18.