This content is not available in your region

EEUU acogerá a unos 100.000 refugiados ucranianos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con AP
euronews_icons_loading
Un centro de acogida de refugiados ucranianos en EEUU
Un centro de acogida de refugiados ucranianos en EEUU   -   Derechos de autor  AP Photo

Estados Unidos se prepara para recibir a unos 100.000 refugiados ucranianos en ciudades como Sacramento, Seatle, Nueva York o Chicago, donde ya existe una diáspora ucraniana que se moviliza para ayudar con alimentos, refugio y apoyo a quienes huyen de la invasión rusa. La región de Sacramento alberga la mayor concentración de ucranianos del país.

Una diáspora ucraniana con décadas de existencia

"Tras la caída de la Unión Soviética, muchos ucranianos y personas procedentes de países de la URSS se instalaron en Sacramento, donde hay una comunidad de unos 20.000 ucranianos. Aquí existe una red de iglesias, negocios, conexiones para que quienes vengan aquí se sientan parte de la comunidad", explica Vanassa Hamra, del centro de acogida de refugiados World Relief.

Una red de solidaridad para con los refugiados

"Hemos creado un sistema de familias de acogida que pueden recibir a los refugiados. La mayoría de ellos llegan a California habiendo cruzado las fronteras de forma irregular", señala Eduard Kislyanka, pastor de la iglesia House of Bread.

Además de decenas de iglesias eslavas, hay escuelas que enseñan en ucraniano y hasta restaurantes con especialidades de Europa del Este. Aunque el gobierno federal no ha dado detalles sobre el proceso de reasentamiento, muchos refugiados se instalarán en ciudades que cuentan ya con una comunidad ucraniana.

La sombra de las persecuciones en la URSS

"Mi hermano sigue en Ucrania y prácticamen te vive en un refugio antibombas. Llora y no entiende cómo ha podido suceder esto en el siglo XXI", dice Oleksandra Datsenko, una ucraniana instalada en EEUU.

Miles de migrantes ucranianos se instalaron aquí a finales de la década de los 80 y principios de los 90. Muchos eran cristianos que aprovecharon una ley estadounidense que ofrecía asilo a quienes escaparan de la persecución religiosa en la antigua Unión Soviética.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y locución en español)