This content is not available in your region

Armenia y Azerbaiyán iniciarán nuevas conversaciones de paz al amparo de la UE la próxima semana

Access to the comments Comentarios
Por María Yeghiazaryan
euronews_icons_loading
Archivo. Soldados de etnia armenia caminan por la carretera cerca de la frontera entre Nagorno-Karabaj y Armenia, 8 de noviembre de 2020
Archivo. Soldados de etnia armenia caminan por la carretera cerca de la frontera entre Nagorno-Karabaj y Armenia, 8 de noviembre de 2020   -   Derechos de autor  AP/The Associated Press

Armenia y Azerbaiyán han acordado reunirse en Bruselas la próxima semana para iniciar nuevas conversaciones de paz sobre Nagorno Karabaj. Se han reavivado los enfrentamientos en un momento en el que Rusia se centra en la guerra de Ucrania. En su momento Rusia envió a 2000 efectivos para hacer cumplir el alto el fuego, pero en la última semana los rusos y los armenios han acusado a los azeríes de violar el acuerdo debido a la captura del pueblo Parukh. Una armenia residente en la cercana población de Khramort señala a Euronews que los azeríes le obligaron a marcharse. Euronews no puede verificar de forma independiente esta afirmación.

"El enemigo vino e intentó entrar en nuestro pueblo. Primero nos pidieron que abandonáramos la zona a través de los altavoces, diciendo: "Estáis en el territorio de Azerbaiyán, si pensáis en la vida de vuestros hijos, obedeced nuestras leyes y abandonad este territorio", destaca Anahit Grigoryan

Los armenios que quedan se preocupan por la capacidad de las fuerzas rusas para mantener el alto el fuego, mientras que los medios de comunicación azeríes afirman que parte del contingente ruso abandonó la zona para ir a Ucrania, algo que Moscú niega. Rusia afirma que sus fuerzas de paz están tomando medidas para reducir las tensiones y que las fuerzas azeríes se retiraron poco después, algo que Azerbaiyán niega. Dice que sus soldados están desplegados en lo que considera su territorio, y añade que el país no ha violado el acuerdo. Armenia por su parte alega que la población está siendo aterrorizada por los azeríes como parte de lo que describe como un "esfuerzo de limpieza étnica".

"Sólo Dios sabe lo que este pueblo vio durante la guerra de 2020. Si nadie se preocupa por nosotros ahora, debe haber alguien que piense en nosotros, que se apiade de este pueblo" destaca una mujer de la zona.

Ante la próxima mediación de la Unión Europea en el conflicto, Rusia se ha apresurado a decir que colaborará activamente en cualquier acuerdo de paz. A pesar de que tanto Armenia como Azerbaiyán se acusan mutuamente de obstruir los esfuerzos de paz, ambos afirman estar dispuestos a entablar negociaciones para resolver una guerra que supuso la muerte de más de 6000 personas en 2020.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos (adaptación a la versión en español)