This content is not available in your region

El primer ministro Khan esquiva la destitución y la oposición paquistaní promete luchar

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El primer ministro Khan esquiva la destitución y la oposición paquistaní promete luchar
El primer ministro Khan esquiva la destitución y la oposición paquistaní promete luchar   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Asif Shahzad y Gibran Naiyyar Peshimam

ISLAMABAD, 2 abr – La agitación política de Pakistán se agravó el domingo, cuando el primer ministro Imran Khan evitó un intento de destitución y solicitó nuevas elecciones, una medida que la oposición tachó de traición y prometió combatir.

El vicepresidente del Parlamento, miembro del partido de Khan, bloqueó una moción de censura de la oposición que se esperaba que Khan perdiera.

Sin embargo, el bloqueo ha abierto una posible batalla constitucional, aumentando la incertidumbre en el país de 220 millones de habitantes y dotado de armamento nuclear.

El presidente Arif Alvi, también del partido de Khan, aprobó la petición de disolver el parlamento y Khan pidió a la nación que se prepare para unas nuevas elecciones.

Sin embargo, Bilawal Bhutto Zardari, jefe del opositor Partido Popular de Pakistán, prometió una manifestación en el parlamento y dijo a los periodistas: “Hoy también nos dirigiremos al Tribunal Supremo”.

El líder de la oposición, Shehbaz Sharif, favorito para sustituir a Khan en caso de que sea destituido, calificó el bloqueo parlamentario de “nada menos que alta traición”.

“Habrá consecuencias por la flagrante y descarada violación de la Constitución”, dijo Sharif en Twitter, afirmando que esperaba que el Tribunal Supremo defienda la Constitución.

La oposición culpa a Khan de no haber reactivado la economía y de no tomar medidas contra la corrupción. El gobernante ha dicho, sin citar pruebas, que el movimiento para destituirlo fue orquestado por Estados Unidos, una afirmación que Washington niega.

La oposición y los analistas dicen que Khan, un campeón internacional de cricket convertido en político que subió al poder en 2018 con el apoyo de los militares, se había peleado con ellos, una acusación que él y las fuerzas armadas niegan.

“El Ejército no tiene nada que ver con el proceso político”, dijo a Reuters el general de división Babar Iftikhar, jefe del ala de relaciones públicas, en respuesta a una pregunta sobre la participación de la institución en los acontecimientos del domingo.

El Tribunal Supremo está al tanto de los acontecimientos políticos del domingo, dijo la oficina del presidente de la corte.