This content is not available in your region

Ucrania denuncia ataque a estación de trenes usada para evacuar civiles, reportan 39 muertos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ucrania denuncia ataque a estación de trenes usada para evacuar civiles, reportan 39 muertos
Ucrania denuncia ataque a estación de trenes usada para evacuar civiles, reportan 39 muertos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Natalia Zinets y Sergiy Karazy

LEÓPOLIS/BORODYANKA, UCRANIA, 8 abr – Al menos 39 personas murieron y 87 resultaron heridas el viernes cuando dos proyectiles impactaron en una estación de trenes repleta de individuos evacuados en el este de Ucrania, dijeron las autoridades locales, mientras la región se preparaba para otra contundente ofensiva de Rusia.

Reuters no pudo verificar inmediatamente la información procedente de la ciudad de Kramatorsk.

Pavlo Kyrylenko, gobernador de la región de Donetsk, dijo que miles de civiles se encontraban en la estación en el momento del impacto de los cohetes, en lo que describió como un ataque deliberado. Muchos de los heridos se encontraban en estado grave, afirmó.

“Querían sembrar el pánico y el miedo, querían llevarse al mayor número posible de civiles”, señaló. Kyrylenko publicó en Internet una fotografía en la que se ven varios cadáveres en el suelo junto a montones de maletas y otros equipajes. Reuters no pudo verificar de inmediato la foto.

El Ministerio de Defensa ruso fue citado por la agencia de noticias RIA diciendo que los misiles que se dice que impactaron en la estación eran usados solo por los militares de Ucrania y que las fuerzas armadas de Rusia no tenían objetivos asignados en Kramatorsk el viernes.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo que no había tropas ucranianas en la estación. “Las fuerzas rusas (dispararon) contra una estación de tren ordinaria, contra gente ordinaria, no había soldados allí”, dijo al Parlamento de Finlandia en un discurso por video.

Moscú ha negado haber atacado a civiles desde que invadió Ucrania el 24 de febrero, en lo que denomina una “operación militar especial” para desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino. Ucrania y los partidarios de Occidente lo califican de pretexto para una invasión no provocada.

Las autoridades ucranianas dicen que Rusia está reagrupando fuerzas tras retirarse de la periferia de la capital, Kiev, con el fin de poner en marcha una nueva ofensiva para intentar obtener el control total de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, parcialmente en poder de los separatistas respaldados por Moscú desde 2014.

El Estado Mayor ucraniano dijo el viernes que las fuerzas rusas están centradas en la captura del asediado puerto suroriental de Mariúpol, en los combates cerca de la ciudad oriental de Izyum y en los avances de las fuerzas ucranianas cerca de Donetsk.

El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, condenó el “ataque indiscriminado” en Kramatorsk. “Se trata de un nuevo intento de cerrar las vías de escape a quienes huyen de esta guerra y esta causa injustificadas”, tuiteó.

Mientras proseguían los esfuerzos para evacuar a los civiles del este y el sur de Ucrania que corrían el riesgo de un ataque ruso, los residentes de las zonas del norte de Kiev reconquistadas a las fuerzas rusas seguían asimilando el horror de una ocupación de un mes de duración.

SITUACIÓNESPANTOSA

Después de que las muertes de civiles en la ciudad de Bucha fueran ampliamente condenadas por Occidente como crímenes de guerra, Zelenski dijo que la situación en Borodyanka otra ciudad al noroeste de Kiev es “significativamente más espantosa”, sin ofrecer detalles ni pruebas.

Mientras los equipos de rescate buscaban entre los escombros de un bloque de departamentos carbonizado con su parte central arrasada, las familias que buscaban a sus parientes miraban.

“Mi madre, mi hermano, la mujer de mi hermano, su madre y su suegro siguen allí, así como otras personas que estaban en el sótano”, dijo a Reuters el residente Vadym Zagrebelnyi.

En Yahidne, un pueblo al norte de la capital, los residentes contaron cómo más de 300 personas fueron confinadas durante semanas por los ocupantes rusos en el sótano de una escuela. Los nombres de los que no sobrevivieron a las duras condiciones o fueron asesinados por los soldados estaban garabateados en la pared.

Ucrania siguió pidiendo más apoyo militar de sus aliados y una prohibición total de las importaciones de petróleo y gas ruso. “Ucrania necesita armas que le den los medios para ganar en el campo de batalla y esa será la sanción más fuerte posible contra Rusia”, dijo Zelenski en un discurso por video a última hora del jueves.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, dijo que en la región de Kiev, que incluye Borodyanka, Bucha y otras ciudades y pueblos como Irpín, las autoridades habían encontrado 650 cadáveres, de los cuales 40 eran niños.

La fiscalía ucraniana declaró que desde el inicio de la invasión han muerto 169 niños y 306 han resultado heridos.