This content is not available in your region

Rusia ataca en el este de Ucrania, líder austríaco planea reunirse con Putin

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Elizabeth Piper y Zohra Bensemra

KYIV/BUZOVA, UCRANIA, 10 abr -Las fuerzas rusas atacaron objetivos en el este de Ucrania con misiles y artillería el domingo cuando el líder de Austria planeaba reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin, mientras que Washington se comprometió a dar a Ucrania “las armas que necesita” para defenderse de una nueva ofensiva rusa.

El canciller austriaco, Karl Nehammer, dijo que se reuniría con Putin el lunes en Moscú para la primera reunión cara a cara del líder ruso con un homólogo de la Unión Europea desde que comenzó la invasión de Rusia el 24 de febrero.

“Somos militarmente neutrales, pero (tenemos) una posición clara sobre la guerra de agresión rusa contra #Ucrania”, escribió Nehammer sobre Austria en Twitter.

“¡Debe detenerse! Necesita corredores humanitarios, alto el fuego e investigación completa de los crímenes de guerra”, agregó.

Nehammer se reunió con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en Kiev el sábado, el mismo día que el primer ministro británico, Boris Johnson, quien prometió entregar a Ucrania 120 vehículos blindados y sistemas de misiles antibuque.

Rusia no ha logrado tomar ninguna ciudad importante, pero Ucrania dice que ha estado reuniendo sus fuerzas en el este para un gran asalto y ha instado a la gente a huir.

Las fuerzas rusas dispararon cohetes contra las regiones ucranianas de Lugansk y Dnipropetrovsk el domingo, dijeron las autoridades. Los misiles destruyeron por completo el aeropuerto de la ciudad de Dnipro, dijo Valentyn Reznichenko, gobernador de la región central de Dnipropetrovsk.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que misiles de alta precisión habían destruido la sede del batallón Dnipro de Ucrania en la ciudad de Zvonetsky.

Reuters no pudo confirmar de inmediato los informes.

ARMAS

Desde que Rusia invadió, Zelenskiy ha pedido a las potencias occidentales que brinden más ayuda de defensa y castiguen a Moscú con sanciones más duras, incluidos embargos a las exportaciones de energía rusa.

El asesor de seguridad nacional de EE. UU., Jake Sullivan, dijo a ABC News: “Vamos a darle a Ucrania las armas que necesita para hacer retroceder a los rusos y evitar que tomen más ciudades y pueblos”.

En una entrevista transmitida por “60 Minutos” de CBS, Zelenski dijo que tenía confianza en sus propias fuerzas armadas, pero “desafortunadamente no tengo la confianza de que recibiremos todo lo que necesitamos” de Estados Unidos.

“Tienen que suministrar armas a Ucrania como si estuvieran defendiéndose a sí mismos y a su propio pueblo”, agregó Zelenski. “Necesitan entender esto. Si no aceleran, será muy difícil para nosotros aguantar esta presión”.

Zelenski dijo anteriormente en Twitter que había hablado por teléfono con el canciller alemán Olaf Scholz sobre sanciones adicionales, así como más defensa y apoyo financiero para su país. Zelenski también discutió con funcionarios ucranianos las propuestas de Kiev para un nuevo paquete de sanciones de la UE, dijo su oficina.

La UE prohibió el viernes las importaciones de carbón ruso entre otros productos, pero aún tiene que apuntar a las importaciones de petróleo y gas de Rusia.

NUEVASSANCIONES

El aumento de las bajas civiles ha provocado una condena internacional generalizada y nuevas sanciones.

Se ha encontrado una tumba con al menos dos cuerpos civiles en la aldea de Buzova, cerca de Kiev, dijo Taras Didych, jefe de la comunidad Dmytrivka que incluye a Buzova, el último descubrimiento de este tipo informado desde que las fuerzas rusas se retiraron de las áreas al norte de la capital.

Sullivan dijo el domingo que esperaba que el nuevo general ruso que supervisa Ucrania, Aleksandr Dvornikov, autorizara más brutalidad contra la población civil ucraniana. No citó ninguna evidencia.

Moscú ha rechazado las acusaciones de crímenes de guerra por parte de Ucrania y los países occidentales.

Moscú ha negado repetidamente haber atacado a civiles en lo que llama una “operación especial” para desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino del sur. Ucrania y las naciones occidentales han descartado este argumento como un pretexto sin fundamento para la guerra.

La invasión de Rusia ha obligado a aproximadamente una cuarta parte de los 44 millones de habitantes de Ucrania a abandonar sus hogares, ha convertido las ciudades en escombros y ha matado o herido a miles de personas.