This content is not available in your region

Buscan a hombre armado por ataque en el metro de Nueva York que dejó casi 30 heridos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Hombre armado dispara a 10 personas en un vagón del metro de Nueva York -autoridades
Hombre armado dispara a 10 personas en un vagón del metro de Nueva York -autoridades   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Maria Caspani, Jonathan Allen y Rami Ayyub

NUEVAYORK, 12 abr -La policía organizó el martes una intensa persecución de un hombre armado que hizo estallar una bomba de humo y luego abrió fuego en un vagón del metro de Nueva York, hiriendo al menos a 17 personas en un ataque en la hora punta de la mañana.

La policía dijo que el autor, que fue visto con una máscara de gas y se cree que actuó solo, huyó inmediatamente. El ataque se produjo cuando un tren del metro de la línea N, con destino a Manhattan, entraba en una estación del barrio de Sunset Park, en Brooklyn.

Diez personas fueron alcanzadas directamente por los disparos, cinco de las cuales están hospitalizadas en estado crítico pero estable, según las autoridades.

Otras siete personas resultaron heridas por la metralla o por otros motivo en el caos que se produjo cuando los pasajeros, presa del pánico, huyeron del vagón de metro lleno de humo, y algunos se desplomaron sobre el pavimento al llegar al andén de la estación de la calle 36.

Los bomberos dijeron que dos de los heridos fueron atendidos en el lugar de los hechos.

Según CNN y otros medios de comunicación, un total de 29 personas que sufrieron diversas lesiones en el incidente acudieron a los hospitales de la zona, aunque la mayoría fueron tratadas en urgencias y dadas de alta.

CNN, Fox News y varios medios de comunicación locales informaron de que una furgoneta U-Haul que las autoridades estaban buscando en relación con el tiroteo había sido localizada aparcada en una calle de la ciudad a pocos kilómetros del lugar del crimen.

El sospechoso, descrito por la policía como un hombre de complexión fuerte, que llevaba un chaleco verde y una sudadera con capucha, seguía en libertad varias horas después del tiroteo.

El comisario del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Keechant Sewell, dijo que el tiroteo no se estaba investigando como un acto de terrorismo, aunque las autoridades no descartaban nada como motivo.

Sewell dijo que el sospechoso fue visto poniéndose una máscara de gas en el vagón del tren cuando éste estaba a punto de entrar en la estación, luego sacó un bote de su bolsa y lo abrió.

“En ese momento el tren comenzó a llenarse de humo. A continuación, abrió fuego, alcanzando a varias personas en el metro y en el andén”, añadió.

Fuera de la estación, una zona conocida por su próspero barrio chino y por las vistas de la Estatua de la Libertad, las autoridades cerraron una docena de manzanas y acordonaron las inmediaciones. Las escuelas del barrio fueron cerradas por motivos de seguridad.

John Butsikares, un joven de 15 años que pasó por la estación de la calle 36 poco después del incidente, dijo que el conductor del tren ordenó a todos los que estaban en el andén de la estación que subieran a bordo.

“No sabía lo que había pasado. Fue un momento de miedo. Y luego en la calle 25 (la siguiente estación) nos dijeron a todos que nos bajáramos. Había gente pidiendo a gritos atención médica”, explica Butsikares, que iba a la escuela.

Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos, ha experimentado un fuerte aumento de los delitos violentos durante la pandemia, incluida una serie de ataques aparentemente aleatorios en sus metros. El sistema es uno de los más antiguos y extensos del mundo.