This content is not available in your region

Boris Johnson no infringió las leyes de COVID "con malicia", dice ministro

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Boris Johnson no infringió las leyes de COVID "con malicia", dice ministro
Boris Johnson no infringió las leyes de COVID "con malicia", dice ministro   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 13 abr – Un ministro británico afirmó el miércoles que Boris Johnson no se propuso infringir las leyes sobre el COVID con malicia y que está arrepentido, después de haber sido multado por la policía por asistir a una reunión durante el confinamiento, cuando crecen los llamados para que el primer ministro dimita.

Johnson, su esposa Carrie y el ministro de Finanza, Rishi Sunak, fueron multados el martes por infringir las leyes que el Gobierno impuso para frenar el COVID-19, lo que provocó una ola de condenas, incluidas las de las familias de los que murieron solos durante la pandemia.

Los ministros de alto rango han respaldado a Johnson, mientras que varios de sus críticos dentro el Partido Conservador han dicho que ahora no es el momento de un cambio de liderazgo dada la crisis en Ucrania.

Sin embargo, David Wolfson, ministro de Justicia de menor rango, dimitió el miércoles, afirmando que “las recientes revelaciones llevan a la inevitable conclusión de que hubo repetidos incumplimientos de las normas y de la ley penal”.

En un principio, el primer ministro dijo al Parlamento que no se habían celebrado fiestas, pero la policía está investigando 12 reuniones después de que una investigación interna descubrió que su personal disfrutó de fiestas con alcohol cuando la interacción social estaba prácticamente prohibida en el país.

Johnson ha declarado que asistió a algunos de los eventos, lo que aumenta la posibilidad de que se le impongan nuevas multas. El martes dijo que no se le había ocurrido infringir las normas y rechazó las peticiones de dimisión.

“No digo que el primer ministro no sea un individuo con defectos. Todos tenemos defectos de diferentes maneras”, dijo el ministro de Transportes, Grant Shapps, a Sky News. “La pregunta es si alguien se propuso hacer estas cosas con malicia”.

“El primer ministro está apesadumbrado por ello, pero creo que tiene un gran trabajo que hacer en nombre del pueblo británico, en nombre del mundo que lucha contra esta cruel guerra”.

Las revelaciones sobre las fiestas de Downing Street en las que se bebía provocaron peticiones de dimisión por parte de los legisladores conservadores a principios de este año. Sin embargo, la presión disminuyó en gran medida por la guerra en Ucrania.

Johnson ganó por amplio margen unas elecciones en 2019 con la promesa de completar la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, pero su mandato ha estado marcado por una serie de acontecimientos dramáticos, desde la suspensión del Parlamento por el estancamiento del Brexit hasta su propia experiencia en el COVID.

Se cree que la multa representa la primera vez que se descubre que un líder británico ha infringido la ley mientras estaba en el cargo.

Sunak, un exbanquero que se convirtió en ministro en vísperas de la pandemia, tardó siete horas en hacer pública una declaración en la que se disculpaba, lo que provocó un reporte del periódico Times en el que se decía que había considerado la posibilidad de dimitir.

Un legislador del Partido Conservador de Johnson dijo el miércoles que el primer ministro debería irse. “No creo que el primer ministro pueda o deba sobrevivir a la ruptura de las reglas que él mismo puso en marcha”, dijo Nigel Mills a la BBC. “Ha sido multado, no creo que su posición sea sostenible”.