This content is not available in your region

Ministro de Sanidad alemán dice que plan para secuestrarle pretendía desestabilizar al Estado

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ministro de Sanidad alemán dice que plan para secuestrarle pretendía desestabilizar al Estado
Ministro de Sanidad alemán dice que plan para secuestrarle pretendía desestabilizar al Estado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

BERLÍN, 14 abr – El ministro de Sanidad alemán, Karl Lauterbach, dijo que el complot frustrado para secuestrarlo demuestra que hay fuerzas en juego que utilizan las protestas contra las restricciones por el COVID-19 para desestabilizar el Estado y el sistema democrático del país.

La fiscalía anunció el jueves la detención de cuatro personas sospechosas de conspirar para secuestrar al ministro y destruir instalaciones eléctricas para provocar un apagón en todo el país.

“Se trata de una pequeña minoría en nuestra sociedad, pero son altamente peligrosos”, dijo Lauterbach en una conferencia de prensa.

Los sospechosos estaban afiliados a grupos que protestaban contra las restricciones de la COVID-19 y al movimiento de extrema derecha “Reichsbuerger”, que niega la existencia del Estado alemán moderno, dijo la fiscalía de la ciudad occidental de Coblenza en un comunicado.

“Esto demuestra que las protestas por el COVID no solo se han radicalizado, sino que se trata de algo más que del COVID“, afirmó Lauterbach.

El complot es el último de una serie de incidentes que han puesto de manifiesto la irritación de algunos alemanes por las restricciones impuestas a los no vacunados y las propuestas de hacer obligatoria la vacunación para el público en general.

En diciembre, la policía frustró un complot de activistas antivacunas para asesinar al primer ministro de Sajonia, en el este de Alemania.

Los sospechosos del último complot se comunicaban en un grupo de chat llamado “Vereinte Patrioten” (“Patriotas Unidos”) y “pretendían provocar condiciones similares a las de una guerra civil y, en última instancia, derrocar el sistema democrático en Alemania”, dijo la fiscalía.

Las autoridades registraron el miércoles 20 propiedades en varios estados alemanes y confiscaron armas, entre ellas pistolas, munición y un fusil de asalto Kalashnikov, dinero en efectivo en euros y divisas, así como lingotes de oro y monedas de plata. También hallaron certificados de vacunación y pruebas de COVID falsificadas, según la oficina.