This content is not available in your region

El británico Johnson rompió código ministerial con sus infracciones, dice experto constitucional

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El británico Johnson rompió código ministerial con sus infracciones, dice experto constitucional
El británico Johnson rompió código ministerial con sus infracciones, dice experto constitucional   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 17 abr – El primer ministro Boris Johnson ha sumido a Reino Unido en una crisis constitucional al infringir la ley que él mismo estableció para las restricciones de la pandemia, haciendo “trizas el código ministerial”, dijo el domingo el principal experto constitucional del país.

Peter Hennessy, historiador y miembro de la Cámara alta del Parlamento, dijo que Johnson se había convertido en “el gran depredador en los tiempos modernos de la decencia en la vida pública y política”, después de que la policía le multó por asistir a una reunión social en Downing Street mientras estaban en vigor las normas de confinamiento.

El código ministerial establece las normas de conducta que se esperan de los ministros y la forma en que desempeñan sus funciones, según el sitio web del gobierno.

Los legisladores de la oposición han acusado a Johnson de engañar al Parlamento sobre este asunto, después de que el año pasado dijo que se habían seguido todas las normas en Downing Street durante la pandemia. El martes comparecerá en la Cámara de los Comunes para explicar por qué fue multado por la policía.

También se ha disculpado después de convertirse en el primer líder británico que ha infringido la ley durante su mandato. La policía está investigando otras reuniones y podría recibir más multas.

“Creo que nos encontramos en la crisis constitucional más grave en la que se ha visto envuelto un primer ministro que yo recuerde”, declaró Hennessy a BBC Radio, preguntándose por qué cualquier persona de la vida pública se atiene a las normas cuando el primer ministro no lo hizo.

“El primer ministro selló su lugar en la historia británica como el primer infractor de la ley que ha ocupado el cargo de primer ministro”, dijo, añadiendo que ya no es digno de servir a la reina o a su país.

Jacob Rees-Mogg, ministro del gabinete de Johnson, dijo que respetaba a Hennessy, pero que no creía que el experto constitucional hubiera comprendido plenamente el significado constitucional del código ministerial.

Johnson, afirmó, declaró al Parlamento de buena fe que no había roto ninguna regla, porque no creía que lo hubiera hecho.

“Es muy difícil que pueda alcanzar el alto criterio de engañar deliberadamente al Parlamento”, dijo Rees-Mogg a la BBC. “Así que creo que Lord Hennessy, que es uno de los constitucionalistas vivos más distinguidos, se equivoca en esta ocasión”.