This content is not available in your region

Cuando los filósofos empuñan las armas para defender a su país y poder seguir pensando libremente

Access to the comments Comentarios
Por Euronews Rumanía
euronews_icons_loading
Soldado ucraniano
Soldado ucraniano   -   Derechos de autor  Efrem Lukatsky/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

Hasta la invasión rusa de Ucrania, Olexandr dirigía un grupo de filosofía en Kiev. Participaba en debates sobre los filósofos alemanes y trabajaba en su tesis doctoral. Cuando los primeros cohetes rusos cayeron en Kiev, el joven filósofo empuñó una ametralladora. Con la formación militar básica de su servicio militar obligatorio hace 17 años, Olexandr se enroló en una unidad de artillería en el frente.

Olexandr Komarov, filósofo y soldado:

"No hay libertad intelectual en un país autoritario. Y yo no quiero ser un refugiado. Quiero vivir en mi país, por eso lucho. Y estoy seguro de que toda la sociedad ucraniana lucha con nosotros". afirma.

Olexandr fue herido durante los bombardeos rusos. El joven filósofo está decidido a volver al frente cuando se le cure la pierna.

"Nosotros, los ucranianos, no estamos luchando sólo por nuestro país, estos días. Estamos luchando por toda la arquitectura política del siglo XXI".- nos dice.

Otro filósofo ucraniano, Yury, padre de 5 hijos y profesor, se convirtió en francotirador del Ejército. Según la ley ucraniana, los hombres con 3 hijos pueden quedarse en casa y cuidar de sus familias. Iury se negó a hacerlo. Por razones de seguridad, no nos envió un vídeo. Algunos de sus compañeros francotiradores que utilizaron sus teléfonos fueron detectados y abatidos por los rusos.