This content is not available in your region

Activistas climáticos protestan contra los combustibles fósiles en el Día de la Tierra

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Activistas climáticos protestan contra los combustibles fósiles en el Día de la Tierra
Activistas climáticos protestan contra los combustibles fósiles en el Día de la Tierra   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 22 abr – Varios grupos de activistas contra el cambio climático planearon una ola de protestas con motivo del Día de la Tierra, que se celebra el viernes, con demandas como el cese inmediato de las importaciones europeas de petróleo y gas ruso y el fin de la construcción de infraestructuras de combustibles fósiles.

En Europa, los activistas de Berlín, Varsovia y Bruselas, entre otros lugares, tenían previsto realizar concentraciones ante los edificios del Gobierno alemán o de las embajadas, donde repartirán rublos manchados de rojo para simbolizar la sangre que cubre una moneda que, según ellos, alimenta tanto el cambio climático como la invasión rusa de Ucrania.

Alemania es uno de los países de la Unión Europea que se oponen a un embargo del petróleo y el gas rusos por temor a los perjuicios para sus economías.

Alrededor de una docena de activistas de la ciudad de Leópolis, en el oeste de Ucrania, también tenían prevista realizar un acto de protesta. Partes de Leópolis fueron alcanzadas esta semana por ataques de misiles rusos que mataron a siete personas.

“En tanto Alemania siga comprando gas y petróleo a Rusia, significa que está pagando su dinero para construir nuevas máquinas militares, nuevas bombas, que están matando a los ucranianos”, dijo desde Leópolis la directora del grupo de derechos civiles EcoAction, Natalia Gozak.

Gozak afirmó que los políticos europeos deben elegir entre los “inconvenientes” económicos del embargo y las muertes de personas en Ucrania.

En Estados Unidos, también se esperaba que grupos de activistas se concentraran en Washington D.C.

Las protestas pretenden ampliar las demandas de acción climática en el Día de la Tierra, cuando gente de todo el mundo celebra y se moviliza en apoyo de la protección del medio ambiente.

Hace tres semanas, un informe de científicos ambientalistas de las Naciones Unidas advirtió que queda poco tiempo para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero lo suficiente como para evitar los peores impactos del cambio climático.

A principios de esta semana, Ipsos MORI publicó una encuesta en la que dos tercios de unas 20.000 personas consultadas en 31 países el 18 de febrero y el 4 de marzo dijeron estar preocupadas por un futuro alterado por el clima.

EUROPABAJOPRESIÓN

Desde la invasión de Ucrania por Moscú el 24 de febrero, la Unión Europea ha gastado más de 38.000 millones de euros (41.210 millones de dólares) en importaciones de combustibles fósiles rusos.

Los 27 países de la UE han acordado prohibir las importaciones de carbón ruso a partir de agosto, como parte de las amplias sanciones que también afectan a los bancos y magnates rusos.

Algunos países, como Italia y Alemania, han afirmado que pueden desprenderse del gas ruso en pocos años, y algunas empresas europeas ya están evitando voluntariamente el petróleo ruso para evitar daños a su reputación o posibles problemas legales.

Pero los 27 Estados miembros de la UE están divididos en cuanto a la imposición de un embargo inmediato y total de los combustibles rusos, lo que, según Alemania y Hungría, supondría un duro golpe para sus economías. La UE obtiene el 40% de su gas de Rusia.

La Comisión Europea está evaluando los costes de sustituir el petróleo ruso por importaciones de otros países, en un esfuerzo por persuadir a las naciones de la UE reticentes a aceptar un embargo, según declaró una fuente del bloque a Reuters esta semana.

Dominika Lasota, activista climática con sede en Varsovia y de 20 años de edad, dijo que el movimiento juvenil Fridays for the Future cambiaría su enfoque mediante la celebración de acciones más pequeñas dirigidas a Gobiernos específicos que se oponen a las sanciones a los combustibles fósiles, en lugar de organizar las protestas masivas en las calles que atrajeron a cientos de miles de personas en años anteriores y ayudaron a llamar la atención internacional sobre el cambio climático.

El grupo quiere destacar el papel que desempeñan los combustibles fósiles en la financiación del conflicto de Ucrania, dijo.

“Son tiempos de guerra. Tenemos que prepararnos para una maratón más larga”, dijo Lasota. “La guerra no terminará con la última bomba que caiga (…), terminará cuando acabemos con la industria [de los combustibles fósiles] y el sistema que hay detrás”.

Varias ONG ucranianas también tenían previsto enviar una carta el viernes al Parlamento alemán exigiendo que el país deje de comprar petróleo y gas rusos.

“Alemania es uno de sus principales consumidores y por lo tanto es el principal patrocinador de la guerra en Ucrania”, dice la carta, consultada por Reuters. “Sólo hace falta algo de voluntad política y humanidad para imponer un embargo total al petróleo y al gas rusos”.

(1 dólar = 0,9221 euros)