This content is not available in your region

La primera misión privada a la Estación Espacial Internacional regresa a la Tierra

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  & AFP
euronews_icons_loading
La cápsula Dragon de Spacex de la misión Ax-1 desplegando los paracaídas para su aterrizaje
La cápsula Dragon de Spacex de la misión Ax-1 desplegando los paracaídas para su aterrizaje   -   Derechos de autor  SpaceX via AP

La tripulación de la primera misión totalmente privada a la Estación Espacial Internacional (EEI) ha regresado a la Tierra tras 17 días en el espacio. 

La tripulación, formada por 3 empresarios, que pagaron decenas de millones de dolares por participar (55 millones de dólares según algunas fuentes); y el ex astronauta Michael López-Alegría, aterrizaron en la costa de Florida este lunes. 

La empresa Axiom Space organizó esta misión, conocida como Ax-1, que consistía en pasar 8 días en la EEI. Debido al mal tiempo en la Tierra retrasaron varias veces su regreso. La empresa Axiom Space actuó como una especie de agencia de viajes espaciales, pagando a SpaceX por proporcionar el transporte de ida y vuelta y a la NASA por el uso de los alojamientos en órbita.

Los pasajeros de la misión Ax-1, que descendieron en la nave Spacex Dragon, son: Larry Connor, ciudadano estadounidense que dirige una empresa inmobiliaria; el empresario canadiense Mark Pathy y el ex piloto de caza y empresario israelí Eytan Stibbe. Estos despegaron de Florida el 8 de abril, y llegaron a la EEI un día después.

El ex astronauta Michael López-Alegría, con doble nacionalidad estadounidense y española, es el cuarto pasajero.

Una vez a bordo, el equipo llevó a cabo una serie de experimentos en cooperación con centros de investigación terrestres, entre ellos sobre la salud cardíaca y el rendimiento cognitivo en baja gravedad, según un blog de la NASA.

La NASA ya ha dado luz verde, a una segunda misión: Ax-2.

SpaceX, propiedad del empresario multimillonario Elon Musk, ya transporta regularmente a astronautas de la NASA hacia y desde la estación espacial.

El año pasado, la empresa de Musk lanzó otra misión totalmente privada, pero se limitó a orbitar la Tierra durante tres días, sin enlazar con la EEI.