EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Drones en lugar de abejas | Utilizan drones para polinizar los frutales ante la falta de abejas

Un dron polinizador en Seosan, Corea del Sur
Un dron polinizador en Seosan, Corea del Sur Derechos de autor KRKBS
Derechos de autor KRKBS
Por Carmen Menéndez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Drones en lugar de abejas | Utilizan drones para polinizar los frutales ante la falta de abejas. Afirman que es un método efectivo, que permite polinizar de forma uniforme los árboles

PUBLICIDAD

¿Qué hacer cuando no hay abejas para polinizar los árboles frutales? En Seosan, Corea del Sur, han encontrado una solución tecnológica. Utilizan drones, que rocían los manzanos con una sustancia que facilita la polinización.

"Los hortelanos lo estamos pasando mal porque no quedan abejas para la polinización. Aunque el problema más grave es que falta mano de obra", afirma un agricultor. 

Y es que los drones también reemplazan a la polinización manual realizada por obreros del campo, que resulta un 25 % más cara. 

Los hortelanos lo estamos pasando mal porque no quedan abejas
Agricultor de Seosan, Corea del Sur

"Los drones pueden polinizar uniformemente y pueden tener aún más éxito si se utilizan agentes de atracción de abejas", explica Kim Gap-sik, responsable del Gobierno local.

Seosan va a probar este sistema de polinización con drones en 14 huertos de manzanos y comprobar la producción y la calidad de la fruta antes de extender su uso.

Sin embargo, esta tecnología no soluciona el problema de fondo, la desaparición de las abejas melíferas esta primavera en Corea del Sur, dicen que debido al cambio climático.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EE. UU. | Los apicultores buscan alternativas debido a las muertes masivas de abejas melíferas

¿Estamos listos para usar taxis voladores?

El dron cartero del servicio postal británico pendiente del visto bueno del la autoridad de aviación