This content is not available in your region

¿Está Francia a punto de conseguir un nuevo Frente Popular? para las legislativas de junio

Access to the comments Comentarios
Por euronews  con EFE
euronews_icons_loading
Jean-Luc Mélenchon, líder de 'La Francia Insumisa'
Jean-Luc Mélenchon, líder de 'La Francia Insumisa'   -   Derechos de autor  Lewis Joly/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

El líder izquierdista, Jean-Luc Mélenchon a punto de conseguir un nuevo Frente Popular en Francia.

El Partido Comunista de Francia, PCF, se ha sumado este martes al programa común de la izquierda para las próximas legislativas de junio, al que ya se habían unido los ecologistas, además del partido de Mélenchon, 'La Francia Insumisa', LFI, que está a la espera de la respuesta de los socialistas.

"El giro que están a punto de dar es histórico. Y al mismo tiempo, el Partido Socialista, quizá más que los demás, tiene el sentido de la Historia. Nosotros somos un movimiento político joven, y ellos saben que ahora tienen la oportunidad de crear quizás un nuevo Frente Popular. Ya contamos con los ecologistas y con el Partido Comunista, y espero que muy pronto tambien con el Partido Socialista." destacaba Manon Aubry, miembro y eurodiputada de 'La Francia Insumisa'.

Pero su deseo puede verse truncado por las divisiones en el Partido Socialista.

La actual dirección está a favor de esta unión tras el fracaso de su candidata, Anne Hidalgo, en las presidenciales donde solo obtuvo el 2 % de los votos.

Pero las figuras históricas como el expresidente francés François Hollande recelan de este acuerdo, capitaneado por Mélenchon, que creen que les alejaría de la socialdemocracia.

El exprimer ministro Bernard Cazeneuve amenazó incluso con abandonar el partido si se pactaba con LFI, al que acusa de proximidad con Rusia y de mantener posturas antieuropeas.

Entretanto, el PCF aprobó sumarse al pacto lanzado por Mélenchon y en el que ya estaban los ecologistas.

"Compartimos objetivos programáticos comunes que constituirán la base de un programa compartido de Gobierno con un centenar de propuestas", indicó la dirección comunista en un comunicado.

El objetivo de los comunistas es salvar los 16 escaños que en la actualidad tienen en la Asamblea Nacional, un objetivo difícil por separado después de que su candidato a la Presidencia, Fabien Roussel, lograse el 2,28 % de los votos.

El acuerdo entre LFI y los ecologistas de este lunes omitía referirse a la energía nuclear, un asunto que ambos están de acuerdo en que hay que abandonar de forma progresiva, lo que se interpretó como una mano tendida al PCF, que apuesta por mantenerla.

Los firmantes han preferido dejar de lado sus diferencias y apostar por sus puntos de acuerdo, como oponerse a la reforma de las pensiones que propone el presidente, Emmanuel Macron, subir el salario mínimo a 1 400 euros o lanzar una planificación ecológica.

Con esos puntos se presentarán a las legislativas con el objetivo de lograr una mayoría parlamentaria que obligue a Macron a nombrar a Mélenchon primer ministro con su programa social. Cabe recordar que Jean-Luc Mélenchon se situó tercero en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas con 21,95 %, por detrás de Emmanuel Macron con el 27,84 % y de Marine Le Pen con el 23,15% de los votos.

Una perspectiva que no auguran por ahora los sondeos, que a algo más de un mes para la primera vuelta dan una sólida ventaja al partido del presidente, que revalidaría así su mayoría y podría aplicar el programa con el que ganó las pasadas presidenciales.