This content is not available in your region

Mélenchon sigue uniendo a la izquierda en Francia: tras ecologistas y comunistas los socialistas

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con AFP
euronews_icons_loading
Pierre Jouvet, negociador del Partido Socialista.
Pierre Jouvet, negociador del Partido Socialista.   -   Derechos de autor  EMMANUEL DUNAND/AFP or licensors

Un Frente Popular de partidos de izquierda está tomando forma para concurrir en las elecciones legislativas francesas, en junio. Tras los ecologistas y los comunistas, el Partido Socialista ha anunciado un acuerdo con Francia Insumisa, el partido de Jean-Luc Mélenchon. El pacto, que exigió compromisos por ambas partes sobre las circunscripciones y los programas, en particular sobre Europa, aún debe someterse a una votación interna de los socialistas, este jueves.

"Creo que, hoy, estamos a pocas horas de un momento histórico, un momento histórico esperado durante años por la gente de izquierda que nos pedía ardientemente saber cómo unirnos", subrayó Pierre Jouvet, negociador del Partido Socialista.

El principio de "desobediencia" a ciertos tratados europeos, defendido por Francia Insumisa, fue uno de los principales obstáculos de las negociaciones.

"Nuestro objetivo común es garantizar que si lideramos este país en unas semanas, podamos simplemente aplicar el programa sobre el que fuimos elegidos y para aplicar este programa tenemos que asegurarnos, es una obligación, porque este programa puede estar en contradicción con algunas normas o tratados europeos, es necesario asumir la idea de que a veces es necesario no respetar o desobedecer algunas de esas normas", dijo Manuel Bompard, negociador de Francia Insumisa.

El gran unificador de la izquierda

Tras lograr un 22% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, Mélenchon se ha convertido en el gran unificador de la izquierda. El resto de partidos no alcanzaron el 5%. Y los socialistas se quedaron con un 2%, el peor resultado de su historia. De manera interna, figuras del partido ya han rechazado la alianza con Francia Insumisa.