This content is not available in your region

Boris Johnson pierde el control de bastiones londinenses en las elecciones locales

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Boris Johnson pierde el control de bastiones londinenses en las elecciones locales
Boris Johnson pierde el control de bastiones londinenses en las elecciones locales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andrew MacAskill

LONDRES – El Partido Conservador del primer ministro británico, Boris Johnson, perdió el control de bastiones tradicionales de su partido conservador en Londres y sufrió pérdidas en otros lugares en las elecciones locales, según los escrutinios iniciales difundidos el viernes, ya que los partidos de la oposición aprovecharon los recientes problemas del Gobierno para atraer votantes.

El partido de Johnson fue derrotado en Wandsworth, un bastión conservador a favor de los impuestos bajos desde 1978, que había sido uno de los principales objetivos del opositor Partido Laborista.

Los conservadores también dijeron que habían perdido el control del distrito de Barnet, que ha estado en manos del partido en todas las elecciones, excepto en dos, desde 1964.

“Este es un disparo de advertencia de los votantes conservadores”, dijo Daniel Thomas, el líder conservador del consejo de Barnet.

El recuento global que se conocerá a última hora del viernes ofrecerá la instantánea más importante de la opinión pública desde que Johnson obtuvo la mayor mayoría del Partido Conservador en más de 30 años en las elecciones generales de 2019.

Los comicios son la primera prueba electoral para Johnson desde que se convirtió en el primer dirigente británico de la memoria reciente que infringió la ley mientras estaba en el cargo. Fue multado el mes pasado por asistir a una reunión de cumpleaños en su despacho en 2020, incumpliendo las normas de distanciamiento social entonces vigentes para frenar la difusión del COVID.

Los primeros resultados mostraron que el Partido Conservador había perdido 92 escaños de Gobiernos locales. El principal partido de la oposición, el Partido Laborista, había ganado 23 escaños y los demócratas liberales 42.

Unos malos resultados aumentarán la presión sobre Johnson, que lleva meses luchando por su supervivencia política y se enfrenta a la posibilidad de más multas policiales por su asistencia a otras reuniones que contravenían las restricciones.

Los resultados decidirán casi 7.000 escaños en los ayuntamientos, incluidos todos los de Londres, Escocia y Gales, y un tercio de los escaños en la mayor parte del resto de Inglaterra.

Johnson puso patas arriba la política británica convencional en las elecciones generales de 2019 al ganar y luego prometer mejorar el nivel de vida en las antiguas zonas industriales del centro y el norte de Inglaterra.

Sin embargo, la pérdida de Wandsworth y Barnet simboliza el proceso que ha llevado a Johnson, que ganó dos mandatos como alcalde de Londres, a perder su atractivo en la capital. Su apoyo al Brexit le costó el apoyo de la ciudad, donde la mayoría de los votantes apoyaron la permanencia en la UE en el referéndum del Brexit de 2016.

FUERA DE LONDRES

El resultado fuera de la capital será probablemente menos claro. Los conservadores han perdido el control de ayuntamientos de Southampton, Worcester y West Oxfordshire.

No obstante, el partido no ha tenido un resultado tan desfavorable como habían predicho algunos sondeos. Una encuesta anterior a las elecciones decía que los conservadores podrían perder unos 800 escaños en los ayuntamientos.

John Curtice, profesor de política de la Universidad de Strathclyde, dijo que las primeras tendencias observadas indican que los conservadores van a perder unos 250 escaños.