This content is not available in your region

Aparecen carteles en Moscú acusando a famosos suecos de apoyar el nazismo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Aparecen carteles en Moscú acusando a famosos suecos de apoyar el nazismo
Aparecen carteles en Moscú acusando a famosos suecos de apoyar el nazismo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

– En las calles de Moscú han aparecido carteles en los que se acusa a algunos de los ciudadanos suecos más famosos del siglo XX de apoyar el nazismo, en una señal del empeoramiento de las relaciones entre Rusia y Suecia cuando el país nórdico se plantea entrar en la OTAN.

En el exterior de la embajada sueca, dos carteles colocados en una parada de autobús mostraban fotografías del rey sueco Gustavo V, la escritora Astrid Lindgren, el director de cine Ingmar Bergman y el fundador de IKEA, Ingvar Kamprad, y el mensaje: “Nosotros estamos contra el nazismo, ellos no”.

Reuters vio un tercer cartel con las figuras suecas, todas ellas ya fallecidas, en una importante vía del centro de Moscú.

Preguntada por los carteles, la oficina de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores sueco dijo en un comunicado: “Suecia no tiene intención de entrar en una polémica pública con la organización rusa ‘Nuestra Victoria’, que al parecer está detrás de estos carteles”.

“En Rusia se han desplegado repetidamente acusaciones de ‘nazismo’ contra países y personas que expresan críticas justificadas a las acciones de Rusia”, añadió.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso no respondió a una petición de comentarios.

Tres viajeros de Moscú en la parada de autobús de la embajada dijeron a Reuters que estaban a favor de los carteles antisuecos.

“Creo que los carteles son oportunos a la luz de los recientes acontecimientos”, dijo Alexandra, de 47 años. “Si los europeos se consideran países democráticos, creo que es totalmente democrático expresar un punto de vista alternativo y mostrar a la gente una opinión diferente”.

La anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 y su invasión de Ucrania el 24 de febrero han llevado a Suecia y a su vecina Finlandia a replantearse sus políticas de seguridad, con lo que el ingreso en la OTAN parece cada vez más probable.

El ministro de Defensa sueco dijo el mes pasado que una solicitud de ingreso en la OTAN podría desencadenar una serie de respuestas por parte de Rusia, incluyendo ciberataques y medidas híbridas como campañas de propaganda.

Moscú afirma que su campaña militar en Ucrania está diseñada para desmilitarizar y “desnazificar” el país, algo que Kiev y Occidente han rechazado como un pretexto sin fundamento para librar una guerra de agresión no provocada contra un Estado democrático soberano.