This content is not available in your region

Ucrania confirma la muerte de 60 personas en el bombardeo ruso a una escuela de Lugansk

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con AP, EFE
euronews_icons_loading
Escuela bombardeada en la provincia de Lugansk, en el este de Ucrania
Escuela bombardeada en la provincia de Lugansk, en el este de Ucrania   -   Derechos de autor  ZZVRNP

Ucrania confirma la muerte de más de 60 personas en el bombardeo a una escuela en el este del país. El sótano del centro servía como refugio a casi un centenar de personas de las que 30 pudieron ser rescatadas.

"Ayer mismo, en la aldea de Bilogorivka, en la región de Lugansk, una bomba rusa mató a 60 civiles", dijo Zelensky en un discurso por videoconferencia en una cumbre del G7. "Intentaban refugiarse en un edificio escolar ordinario que fue blanco de un ataque aéreo ruso", añadió.

Tras ver los restos de la escuela incendiada, el gobernador de la provincia de Lugansk no era optimista. "Nuestros equipos de emergencias van a limpiar los escombros con la máxima rapidez, aunque sólo hay una posibilidad muy pequeña de que alguien haya sobrevivido. Pero esperamos lo mejor", dijo Sergii Gaidai.

En la región de Donetsk, también en el Donbás, los ataques no han cesado en todo el fin de semana.

Durante la noche, el Ejército ruso ha destruido cuatro aviones, cuatro helicópteros, tres drones y una lancha de desembarco ucraniana en las inmediaciones de la isla Serpiente en el mar Negro, según el Ministerio de Defensa. 

En la costa ucraniana las explosiones volvieron a resonar el domingo en el importante puerto de Odesa, en el Mar Negro, que Rusia atacó el sábado con seis misiles de crucero, mientras que los disparos de cohetes dañaron unos 250 apartamentos, según el ayuntamiento.

AP/Planet Labs PBC
Ataques ucranianos destruyeron edificios que albergan posiciones rusas y un helicóptero en la Isla Serpiente, en el Mar Negro, el domingo 8 de mayo de 2022AP/Planet Labs PBC

Evacuación de Mariúpol

En el sur, en la ciudad portuaria de Mariúpol, la evacuación sigue su curso. Ya han salido de la acería de Azovstal las últimas mujeres, niños y ancianos, que el sábado fueron trasladados en autobuses a un campamento temporal cerca de la frontera con Rusia. 

Está previsto que lleguen a Zaporiya, donde ya hay todo un dispositivo desplegado para atender a los ciudadanos y soldados heridos que todavía están en Mariúpol. El gobierno ucraniano se ha puesto en contacto con organizaciones internacionales para tratar de garantizar el paso seguro de los combatientes que permanecen en los túneles y búnkeres subterráneos de la planta.

El capitán Sviatoslav Palamar, subcomandante del Regimiento Azov, un batallón de la Guardia Nacional ucraniana que mantiene la planta siderúrgica, dijo en una conferencia de prensa online el domingo que el sitio fue blanco de tres salidas de aviones de combate, artillería y tanques durante la noche y que había una "multitud de bajas" en la planta.

Pese al incremento de los ataques sobre la planta siderúrgica en las últimas horas, los soldados ucranianos insisten en que no se rendirán.